Financiera

Imputado por corrupción, Lula declara por fraude a Petrobras

Imputado por corrupción, Lula declara por fraude a Petrobras

El juez Sergio Moro, magistrado que dirige la denominada Operación Lava Jato, que reveló una trama de corrupción en la estatal petrolera Petrobras, prohibió cualquier filtración durante la comparecencia del exmandatario. Aunque Lula ya declaró en marzo en un proceso en el que es acusado de intentar obstaculizar las investigaciones de "Lava Jato", ésta será su primer cara a cara con Moro, convertido desde hace tiempo en el emblema de la lucha contra la corrupción en el país sudamericano.

Moro busca determinar si Lula es propietario de un apartamento en el balneario de Guarujá, en Sao Paulo, que habría recibido de la constructora OAS a cambio de "ventajas indebidas" dentro del megafraude a Petrobras.

El expediente, conocido como el "apartamento de Guarujá", es una de las cinco acusaciones que hasta el momento pesan contra Lula por corrupción pasiva, lavado de dinero, tráfico de influencias y obstrucción a la justicia.

Cristiano Zanin, abogado del expresidente, al terminar la declaración señaló: "No existen pruebas de la culpabilidad, pero existen innumerables pruebas de su inocencia".

El presidente de Brasil, Michel Temer, instó hoy a acabar con el "embate permanente" entre los brasileños, a "eliminar las rabias" y a rescatar la "cordialidad", por la cual sostuvo que la sociedad del país es conocida en el mundo.

Real Madrid goleó 4-1 al Sevilla con doblete de Cristiano
El que aprovechó el rebote fue Cristiano Ronaldo, quien decretó que el primer tiempo culminara 2-0 a favor del Real Madrid. Ni siquiera los tres zagueros del Sevilla pudieron bloquear el remate.

Brasil- Un juez de Brasilia ordenó este martes suspender las actividades del Instituto Lula, por sospechas de que esa entidad fundada para trasmitir el legado del expresidente de Brasil sirvió como lugar de encuentro para cometer "varios ilícitos criminales".

"Estoy con más ganas que nunca (de ser candidato)", insistió Lula, arropado por la expresidenta Dilma Rousseff, su sucesora y ahijada política, destituida por el Congreso hace un año.

"Nunca antes en la historia de Brasil alguien fue tan perseguido y masacrado", denunció el exmandatario, quien afirmó que "si un día cometiese un error", no quiere ser juzgado solo por la Justicia, sino también "por el pueblo brasileño".

La llegada de Lula a Curitiba para prestar declaración estuvo rodeada de un gran dispositivo de seguridad, con la presencia de unos 3 mil agentes (entre policía municipal, regional y federal), de los que 1 mil 700 eran policías militarizados que establecieron desde la pasada madrugada un perímetro de seguridad alrededor del tribunal ante la presencia de simpatizantes y detractores del líder político.

El expresidente podría llegar a ser investigado en otros seis procesos más, según solicitó la Corte Suprema con base en las delaciones de 77 ex directivos de Odebrecht que se sumaron a un acuerdo de colaboración judicial en el marco del escándalo de corrupción que salpica a la constructora.