Tecnología

Líder demócrata pide transcripción de reunión de Trump con funcionarios rusos

Líder demócrata pide transcripción de reunión de Trump con funcionarios rusos

Funcionarios de la Casa Blanca negaron que el presidente Trump haya revelado a funcionarios rusos información clasificada sobre el Estado Islámico.

"Como presidente quise compartir con Rusia (en un evento abierto de la Casa Blanca), como es mi derecho absoluto, hechos sobre terrorismo y seguridad aeronáutica”, escribió Trump en una serie de tuits".

El presidente de EE.UU., Donald Trump eligió como lo hace habitualmente su cuenta de Twitter, para manifestarse sobre la noticia difundida por The Washington Post que señalaba que en su reunión con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, el magnate divulgó información clasificada de la inteligencia de su país.

Además, expresó el Presidente, quería que "Rusia aumente de forma importante su participación en la lucha contra el EI (Estado Islámico) y el terrorismo”".

El asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, aseguró que no se habló de fuentes ni métodos de inteligencia, ni tampoco se revelaron operaciones militares que no fueran ya del conocimiento público.

Sin embargo, el embajador de Israel en estados UNIDOS, Ron Dermer, no ha confirmado que su país haya entregado la información que Trump ha compartido con Lavrov, pero destacó la colaboración entre Estados Unidos e Israel.

"Hasta que la Administración proporcione la transcripción sin editar, hasta que la Administración explique completamente los hechos de este caso, el pueblo estadounidense dudará con razón si su presidente puede manejar los secretos más delicados de nuestra nación", dijo Schumer en el pleno de la Cámara Alta. La historia que salió esta noche, según lo informado, es falsa.

Poco después, el Kremlin declaró que tiene en su poder la transcripción de la conversación entre Trump y Lavrov, y no "la grabación", como dijo poco antes el presidente ruso, Vladímir Putin.

El embajador ha sido una figura clave en la creciente controversia sobre una posible coordinación entre la campaña de Trump y la interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses.

El exdirector del FBI fue destituido por Trump el martes pasado, inicialmente por su labor en las investigaciones que había realizado por el polémico uso de correos electrónicos desde un servidor privado de parte de la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

Tras la revelación, la Casa Blanca dijo que las acusaciones son falsas.