Internacional

Encuestas dan por ganador al liberal Moon Jae-in — Elecciones en Corea

Encuestas dan por ganador al liberal Moon Jae-in — Elecciones en Corea

Según rescata El Informador, tras conocer los resultados de las encuestas de salida, Moon confío en que los resultados oficiales de la votación no sean diferentes a los de los primeros sondeos y sea el nuevo presidente de Corea del Sur.

El político liberal obtuvo el 41,1 % de los sufragios en los comicios del martes frente al 24,03 % del conservador Hong Yoon-pyo, que fue segundo, en la que supuso la mayor brecha de votos en unas elecciones presidenciales desde que el país asiático comenzara su etapa democrática en 1987.

Moon Jae-in está en camino de ganar las elecciones presidenciales surcoreanas, según una encuesta de boca de urna realizada por las tres principales emisoras del país. - "Seré el Presidente de todos los coreanos".

Según muchos analistas, Moon ha ampliado su brecha con Ahn, que llegó a estar casi empatado al inicio de campaña, debido a que el centrista, tradicionalmente más inclinado a la izquierda, realizó propuestas buscando seducir al flanco conservador, destinado a ser el gran perjudicado en estos comicios.

Tras el escándalo que terminó con el mandato de Park Geun-hye, los surcoreanos deciden hoy quién será su líder.

Por otra parte, los persistentes ensayos de armas de Corea del Norte, que junto a la dialéctica endurecida de EE.UU han disparado la tensión en la península en los últimos meses, parecen motivar a un creciente número de surcoreanos a apostar por Hong -cuyo partido promete mano dura con Pyongyang- pese al escándalo "Rasputina".

El nuevo presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, dijo este miércoles tras asumir el cargo, su disposición a visitar Corea del Norte, si se dan las "circunstancias".

El recién asumido presidente también dijo que sostendría "negociaciones serias" con Estados Unidos y China sobre el controvertido despliegue del escudo antimisiles estadounidense THAAD.

Park Geun-hye, en prisión preventiva y con una posible pena máxima de cadena perpetua, está acusada de crear una red de tráfico de influencias con su amiga Choi Soon-sil, conocida como la "Rasputina" por su influencia sobre la exmandataria.