Financiera

Investigación negará nexos de su campaña con Rusia — Trump

Investigación negará nexos de su campaña con Rusia — Trump

Acosado por una crisis política que ya amenaza con paralizar su incipiente gestión, el Presidente dijo que las investigaciones sobre la alegada colusión entre su campaña presidencial y Rusia no pasan de ser "una caza de brujas".

La incertidumbre política en Washington afectaba este jueves al dólar y a los mercados mundiales: Wall Street y las bolsas europeas también abrieron este jueves a la baja, prudentes ante las dificultades de Trump, lo mismo que el mercado del petróleo en Nueva York.

La bolsa de Tokio cerró con caídas por el desplome de la divisa estadounidense, sin que el anuncio de las buenas cifras de crecimiento en Japón permitieran revertir la tendencia.

Este miércoles, a través de un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Trump aseguró que la "investigación exhaustiva" que supervisará Mueller probará la falta de nexos entre su campaña electoral y el Kremlin.

Estas investigaciones se centran en las sospechas de injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales para favorecer a Trump, y la eventual colusión de su comité de campaña con esos esfuerzos.

Precisamente ayer, los cien senadores de la Cámara alta participaron en una sesión informativa con Rosenstein a puerta cerrada donde, según aseguraron luego varios demócratas, el fiscal general adjunto les aseguró que sabía que Trump despediría a Comey antes de escribir su memo sobre él.

Mueller, designado al cargo de director del FBI por el presidente George W. Bush, condujo la agencia federal de 2001 a 2013.

"Espero que este asunto termine rápidamente".

El nombramiento de una figura independiente para inspeccionar el tema era una demanda creciente de muchos miembros del Congreso, sobre todo demócratas, quienes acusaron a Trump de intentar obstruir una investigación en curso.

"Siguiente pregunta", dijo Trump en una conferencia de prensa al ser consultado si "de alguna manera, forma o tipo" alguna vez instó a Comey, a quien despidió el 9 de mayo, a cerrar una pesquisa sobre Michael Flynn.

Flynn tuvo que renunciar a su cargo después de que se revelara que tuvo contactos secretos con Moscú.

La Casa Blanca no respondió a las solicitudes de comentarios y el abogado de Flynn declinó hacer declaraciones.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó este jueves su confianza "en todos los aliados" a la hora de compartir informaciones sensibles, después de la polémica sobre información confidencial facilitada por Trump al canciller ruso, Serguei Lavrov.