Financiera

La mesa del recuerdo de Javier Valdez — Rinden ofrenda

La mesa del recuerdo de Javier Valdez — Rinden ofrenda

Con antorchas, proyecciones, lecturas, mensajes y peticiones, los periodistas solicitaron que el gobierno federal garantice el ejercicio del oficio.

Su equipo de trabajo armó no tener "ninguna duda" de que "el origen del crimen de Javier Valdez está en su trabajo periodístico relacionado con los temas del narcotráfico".

- Cientos de periodistas acudieron a la Secretaría de Gobernación (Segob) para exigir justicia para el periodista Javier Valdez Cárdenas, asesinado el 15 de mayo en Sinaloa.

Estoy conmovido de ver a tantos periodistas que vienen a exigir justicia por Javier.

"Los periodistas estamos aquí para decir ya basta". "México se está convirtiendo en un cementerio de periodistas (...) Le pido al gobierno que se ponga las pilas y si no pueden que se larguen", fueron parte de las palabras de Fabián García, periodista de Nayarit desplazado por las amenazas en su tierra.

En su discurso, la comunicadora, dijo: "La escalada de violencia que se vive en el país ha subido de tono y desafortunadamente en todas las regiones de nuestro México golpea a toda la sociedad, pero sacude más duro al periodismo, y sobre todo, a los periodistas comprometidos".

El asesinato de Valdez se sumó a los de Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Máximo Rodríguez y Filiberto Álvarez en México este año.

Cerca de las 11 de la mañana se escribió con cal blanca sobre la negra acera el hashtag #NosEstánMatando, una imagen que se viralizó a través de las redes sociales con el correr de las horas.

"Al matar un periodista se acuchilla la democracia", "No se mata la verdad, matando a periodistas", señalaban algunas de las pancartas.

Las distintas fracciones parlamentarias en el Congreso de Sinaloa levantaron la voz para repudiar el asesinato del periodista Javier Valdez y pidieron al fiscal hacer valer su autonomía y esclarecer los hechos.

Experto en narcotráfico y violencia, Valdez es autor de obras como "Narcoperiodismo", "Levantones", "Con una granada en la boca" y "Huérfanos del narco".

Rodríguez iba en un automóvil junto con su madre, Sonia Córdova, subdirectora comercial del semanario.

La fotógrafa Gabriela Esquivel, una de las organizadoras del acto en la capital, lamentó "la impunidad" que prevalece en los asesinatos de periodistas, que suman siete en lo que va de año y más de un centenar desde 2000.