Internacional

'No renunciaré', dice el presidente de Brasil, Michel Temer

'No renunciaré', dice el presidente de Brasil, Michel Temer

El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo hoy que no renunciará, pero su supervivencia en el cargo frente al terremoto político provocado por escuchas autorizadas por la corte suprema sobre corrupción está amenazada por siete pedidos de juicio político, el quiebre de su base de apoyo en el Congreso y manifestaciones que claman por elecciones anticipadas.

En una declaración al país hecha esta tarde, Temer fue enfático al afirmar que no renunciará, porque 'en ningún momento autoricé a pagar a quien quiera que sea para que se mantenga callado; no compré el silencio de nadie', insistió. En ningún momento compré el silencio de nadie.

Se programaron protestas en varias ciudades, y políticos de la oposición tomaron Twitter y canales de noticias locales para exigir que Temer sea destituido, con el argumento de que su gobierno ya no tiene legitimidad.

El actual escándalo se agravó la madrugada del jueves cuando la policía allanó las oficinas en Brasilia y la residencia en Río de Janeiro del senador Aécio Neves, quien casi ganó la presidencia en 2014 y había anunciado planes de volver a postularse el año entrante.

La víspera, negó tajantemente esas acusaciones.

En cuestión de 90 minutos, el índice bursátil Ibovespa, el principal de Brasil, perdió 10% y las transacciones fueron suspendidas por 30 minutos. La Bolsa de San Pablo, la mayor de América latina, se desplomó esta mañana un 10 por ciento, lo que obligó a interrumpir las operaciones por algunas horas; el precio del dólar, por su parte, se disparó un 8,7 por ciento y se negociaba a 3,40 reales por unidad. Ambas cámaras del Congreso suspendieron sesiones y la oficina del presidente canceló todas sus actividades programadas.

El miércoles por la noche, Globo reportó que Neves fue grabado pidiéndole a Joesley Batista, ejecutivo de la compañía empacadora de carne JBS, $700,000 para pagar por su defensa en el caso "Autolavado".

"Le puedo contar todo a él [Rocha]?", preguntó Batista en la grabación, a lo que Temer responde: "Todo", precisa O Globo. El intento de obstrucción de la Justicia revelado ayer, sin embargo, se encuadra dentro de un crimen cometido durante el ejercicio de su mandato y por lo tanto punible. Cunha fue luego sentenciado a 15 años de cárcel por corrupción.

Ahora, Araújo debe comunicar su decisión al palacio presidencial del Planalto, según confirmó ese periódico este jueves.

En la grabación, Temer supuestamente le pide a Batista "mantener" los pagos ilícitos a Cunha, quien aprobó el impeachment contra la expresidenta Dilma Rousseff y ahora está encarcelado.