Deportes

No renunciaré a la presidencia de Brasil — Temer

No renunciaré a la presidencia de Brasil — Temer

El mandatario, quien sustituyó en el cargo a Dilma Rousseff, es el centro de una nueva trama de coimas dentro del caso Lava Jato.

En un breve mensaje dirigido a la nación Temer se lamentó que estallara este escándalo "en un momento en que comenzaba a repuntar la economía". El optimismo volvía y las reformas avanzaban en el Congreso nacional.

La grabación fue revelada por la prensa, y el fantasma de la corrupción que ha tenido sumido al país en una profunda crisis política reflotó.

"Todo el inmenso esfuerzo para sacar al país de la mayor recesión cayó y no podemos tirar a la basura tanto trabajo hecho por el país" siguió Temer en un intento por darle aire a su gobierno.

"No pedí que esto (pago para Cunha) ocurriera (.) En ningún momento autoricé que pagasen a nadie para que se quede callado, no compré el silencio de nadie ", dijo el presidente. Repito: "sé lo que hice, sé sobre la corrección de mis actos". No renunciaré y exijo una esclarecimiento pleno de todo " No renunciaré. "No compré el silencio de nadie", alegó este jueves. "Mi único compromiso es con el Brasil y solo este compromiso es el que me guía", afirmó el mandatario.

"Los indicadores de la caída de la inflación, los números de crecimiento de la economía y la generación de empleos crean esperanza de días mejores".

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Edson Fachin, a cargo de las causas sobre políticos con fueros bajo sospecha en el escándalo Petrobras, "decidió abrir una investigación sobre el presidente Michel Temer", en base a delaciones premiadas de los dueños del gigante alimentario JBS, precisó la Agencia Brasil.

La renuncia de Temer es exigida desde este miércoles por toda la oposición, pero esa demanda también tuvo la adhesión de importantes e influyentes sectores del oficialismo.

La dimisión de Araújo, cuyas razones no han sido aclaradas, fue confirmada a Efe por fuentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), uno de los principales pilares del Gobierno de Temer en el Parlamento y cuyo presidente, Aécio Neves, fue objeto de una vasta operación policial por asuntos de corrupción.