Financiera

Papa Francisco recibe a enfermos de Huntington, sus familias y médicos

Papa Francisco recibe a enfermos de Huntington, sus familias y médicos

El papa recordó que la enfermedad de Huntington, que en el pasado era conocido como "el baile de San Vito", debido a los espasmos que provoca, ha provocado alrededor de las personas afectadas "malentendidos, barreras, verdaderas marginaciones" y que "en muchos casos, los enfermos y sus familias han experimentado el drama de la vergüenza, del aislamiento, del abandono". La fragilidad no es un mal. Y la enfermedad, que es expresión de la fragilidad, no puede y no debe llevarnos a olvidar el inmenso valor que siempre tenemos ante Dios.

Me dirijo ahora a las familias. Los animó a que no se sientan una carga, lamentó el aislamiento y abandono que sufren, y convocó a las familias a no caer en la vergüenza y la culpa.

En su discurso, el pontífice ha hecho referencia a "algunas líneas de investigación" que utilizan embriones humanos provocando inevitablemente su destrucción.

El Papa Francisco se convirtió hoy en el primer líder mundial que le da visibilidad a la enfermedad de Hungtinton (EH), un trastorno cerebral genético incurable, al recibir en una audiencia especial a cientos de familias afectadas por este mal y más de 30 organizaciones de pacientes de más de 20 países.

Se trata de un tema delicado, ya que algunas investigaciones con embriones son consideradas importantes para una posible cura. El servicio de todos vosotros es muy valioso, porque la esperanza y el impulso de las familias que se confían a vosotros depende ciertamente de vuestro compromiso e iniciativa. Que el Señor bendiga vuestro trabajo: que seáis un punto de referencia para los pacientes y sus familias, que en muchas ocasiones se ven obligados a hacer frente a las ya duras pruebas que la enfermedad comporta en un contexto socio-sanitario que, con frecuencia, no corresponde a la dignidad de la persona humana. Con frecuencia, la enfermedad se agrava por la pobreza, las separaciones forzadas y una sensación general de confusión y desconfianza. "Por eso, las asociaciones y los organismos nacionales e internacionales son decisivos", les pidió, ante un auditorio de más de 1.000 personas entre pacientes, familias, médicos y acompañantes. Sois la voz de estas personas que quieren reivindicar sus derechos.

Dijo al respecto: "Aquí están presentes genetistas y científicos que sin escatimar energías se dedican desde hace tiempo al estudio y la búsqueda de una terapia para la enfermedad de Huntington. Es obvio que se mira vuestro trabajo con mucha expectativa", afirmó el papa en la Sala Pablo VI ante unos 500 pacientes, médicos y familiares venidos de todo el mundo y en particular de América Latina, una de las zonas más afectadas. Que el Señor bendiga vuestros esfuerzos.

"Los animo a realizar [su trabajo] siempre con medios que no contribuyan a alimentar esa 'cultura del descarte' que a veces se insinúa también en el mundo de la investigación científica", señaló el Papa en un evento para generar conciencia sobre la enfermedad de Huntington, una condición degenerativa del cerebro. "Sabemos que ningún fin, sin importar lo noble que sea para el hombre o para la sociedad -como la posibilidad de una utilidad prevista por la ciencia-, puede justificar la destrucción de los embriones humanos", añadió el sumo pontífice.

Hermanos y hermanas, como veis sois una comunidad grande y motivada.