Internacional

Tras el escándalo, ya son dos los ministros de Temer que renunciaron

Tras el escándalo, ya son dos los ministros de Temer que renunciaron

Los organizadores estiman la asistencia de 60 mil personas en la protesta de Río de Janeiro, donde se registró enfrentamiento con la Policía.
Elementos de la Policía Militar emplearon gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes, varios de ellos encapuchados, quienes respondían lanzando piedras y formando barricadas.

El expresidente del Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil, Joaquim Barbosa, instó a los brasileños a salir a las calles y reclamar la renuncia inmediata del presidente de facto Michel Temer, luego de la publicación de un audio en el que se le escucha autorizando un esquema de sobornos. "Repito, no renunciaré y exijo el esclarecimiento pleno de todo", declaró Temer en un mensaje a la nación durante una vertiginosa jornada que, a pesar de su firmeza, concluye contra las cuerdas.

El mandatario admitió que se encontró con Joesley Batista -el 7 de marzo, según el diario O Globo- y que éste le contó que, por estar relacionado con la familia del ex parlamentario Cunha, "auxiliaba a su familia". "Y sólo me enteré de ese hecho en esa conversación, solicitada por el empresario".

"En ningún momento autoricé que se pagase a nadie para estar callado. No compré el silencio de nadie", proclamó.

"Nos equivocamos y pedimos disculpas", manifestó Joesley Batista en un comunicado divulgado la noche de este jueves.

La Corte Suprema le retiró el mandato a Neves como senador, quien posteriormente renunció a la presidencia de su formación.

En ese misma dirección se pronunció el jefe del grupo del Partido Popular Socialista (PPS) en la Cámara Baja, Arnaldo Jordy, quien dijo sin ambages que el gobierno de Temer "acabó" y se "debe pactar una salida institucional".

La decisión, adoptada por el ministro Edson Fachin, que tiene a su cargo la causa del Lava Jato, pone un gran interrogante sobre la sustentabilidad del gobierno brasileño, que reemplazó a Dilma Rousseff, quien fue apartada del cargo sospechada de corrupción. Luego dimitió el ministro de Cultura, Roberto Freire.

"Hay bandos que están dejando su base, ministros abandonando el gabinete".

La hipótesis más próxima a concretarse es que el Tribunal Superior Electoral (TSE) determine la casación del binomio ganador en las elecciones presidenciales de 2014, integrado por Dilma Rousseff y Temer, en el juzgamiento programado para dentro de tres semanas, opinó el analista político Antonio Augusto de Queiroz.

Sin embargo, el propio Congreso pudiera aprobar una enmienda constitucional para convocar una elección directa este mismo año, un asunto sobre el que existen propuestas que ya tramitan en las cámaras.