Internacional

Trump asegura que enfrenta "la mayor cacería de brujas"

Trump asegura que enfrenta

"Lo que he determinado es que, basado en las circunstancias únicas, el interés público me exige poner esta investigación bajo la autoridad de una persona que tenga un grado de independencia con respecto a la cadena de mando normal".

Amash, un frecuente crítico conservador del Gobierno de Trump, ha roto con la Casa Blanca en una variedad de asuntos, incluyendo la reforma de la salud y las nuevas pautas de condena más severas del Departamento de Justicia.

El Kremlin siempre ha negado estas acusaciones. No he hecho tal determinación.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estalló de rabia ayer tras conocer que va a ser investigado sobre la trama rusa por un fiscal especial, al que no podrá manipular ni destituir, como hizo con el director de la FBI, James Comey, cuando éste intentó pedir más dinero para acelerar la investigación sobre la presunta conexión entre el Kremlin y los republicanos. El Congreso aprobó una ley en 2011 para extender el mandato de Mueller de los habituales 10 años, dándole un período de 12 años.

Asimismo, esta semana se reveló que el presidente estadounidense compartió información relacionada al terrorismo con el ministro de exterior ruso, Serguéi Lavrov, acto que Trump admitió vía Twitter, asegurando que tiene el derecho absoluto de hacerlo.

"El país nunca ha tenido una administración con tantos problemas tan al inicio del mandato".

Las peticiones para un fiscal especial se elevaron después de que The Washington Post y CNN informaron sobre extractos de una nota que Comey escribió en febrero, en la que describió que Trump le pidió finalizar la investigación del FBI sobre el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.

Trump calificó la investigación del FBI sobre Rusia como un "engaño" y "farsa financiada por los contribuyentes".

La Casa Blanca había afirmado que Flynn fue "despedido" por engañar al vicepresidente Mike Pence sobre una conversación telefónica con el embajador ruso, durante la cual supuestamente hablaron sobre vías para suavizar las sanciones estadounidenses a Rusia.

En declaraciones a periodistas, el gobernante dijo también que se trata de "una pura excusa para los demócratas" por haber perdido las elecciones, por lo que deseó que la investigación "avance rápido" para mostrar "unidad" al resto del mundo.

No queda claro si el presidente Trump participó en la decisión de Rosenstein de nombrar a Mueller como investigador especial.

El senador demócrata Chuck Schumer dijo que Mueller era "exactamente el tipo correcto de individuo para este trabajo".