Financiera

Un coche volador encendería el pebetero de Tokio 2020

Un coche volador encendería el pebetero de Tokio 2020

Una de las principales incógnitas de los Juegos Olímpicos cuando éste se inaugura podría quedar en el olvido si prospera la novedosa idea de un grupo de ingenieros japoneses apoyado por Toyota.

Este grupo, nacido en el 2012 bajo el nombre de Cartivator, anunció este fin de semana que reunió una ayuda de 42,5 millones de yenes (cerca de 345.000 euros) para los tres próximos años, de 15 compañías del grupo Toyota, incluido el propio constructor.

Tienen como objetivo que el Skydrive encienda la llama en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos del 20120, según declara Tsubasa Nakamura, responsable técnico del Cartivator, la medio Japonés.

Los ingenieros implicados, procedentes de diferentes empresas, dicen desarrollar este auto futurista bautizado SkyDrive en su tiempo libre. Pero lo realmente interesante es que de acuerdo con Cartivator, el coche volador podrá despegar desde cualquier parte de la vía pública, lo cual es una diferencia sustancial frente a otros fabricantes de coches voladores como Uber, que consideran importante crear zonas de despegue y aterrizaje dentro de la ciudad para los autos voladores.

La idealización de estos entusiastas ingenieros es que para 2050 cualquiera pueda volar.

Con 2,9 metros de largo y 1,3 metros de ancho, el SkyDrive busca ser el vehículo aéreo más pequeño en su tipo, a pesar de ser una categoría donde aún no existen modelos comerciales. Sin embargo, si prospera la unión entre Cartivator y Toyota y SkyDrive finalmente ve la luz, sería un espaldarazo enorme en el desarrollo de esta máquina para el futuro.

Al cofundador del gigante de Internet estadounidense Google, Larry Page, también le seduce la idea y respalda proyectos en este sentido, como también lo hace el grupo europeo Airbus.