Internacional

Trump denuncia que los medios lo tratan peor que a "ningún político"

Trump denuncia que los medios lo tratan peor que a

Comey no se comprometió a nada, aunque estuvo de acuerdo en que Flynn "es un buen tipo", añade el medio estadounidense. Un importante consejero de Trump, Michael Flynn, fue obligado a renunciar el 13 de febrero por no haber informado sobre repetidos contactos, antes y después de la elección, con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak.

Según The New York Times, el exjefe del FBI había adquirido el hábito de redactar memorandos sobre esas conversaciones con Donald Trump debido a que las percibía como "intentos inapropiados del presidente de influir en una investigación en curso". Trump expresó "reiteradamente su visión de que el general Flynn es un hombre decente" pero "nunca le pidió al señor Comey ni a nadie que cerrara ninguna investigación, incluyendo cualquier investigación que incluyera al general Flynn", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Las notas de un agente del FBI son generalmente consideradas ante un tribunal como pruebas creíbles de que una conversación efectivamente tuvo lugar. Le digo a mis colegas en el Senado: "la historia nos mira", afirmó en tono grave.

La mayoría de los republicanos ha dicho que la actual investigación del FBI sobre Rusia es suficiente y el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo el miércoles que esa línea se mantenía.

El presidente Donald Trump optó hoy por guardar silencio sobre la revelación de que buscó detener la investigación sobre la posible colusión entre miembros de su campaña y funcionarios rusos, pero sugirió que es objeto del maltrato de la prensa estadunidense.

El despido de Comey generó una crisis política en Estados Unidos, en particular porque la Casa Blanca se enredó en versiones contradictorias sobre el proceso que condujo a esa decisión.

Según fuentes coincidentes, esa información habría sido ofrecida a Estados Unidos por Israel con la condición de no traspasarla a nadie, ni siquiera a otros países aliados, para no exponer a la fuente.

La información secreta compartida hacía referencia a la actividad del Estado Islámico en Siria, añade la cadena.

El propio Trump dijo que él tenía "un derecho absoluto" como presidente a revelar "hechos relacionados con terrorismo" y seguridad de aerolíneas con Rusia. La semana pasada, tratando de justificar las contradicciones e imprecisiones de sus voceros, Trump dijo, acertadamente, que es tal la velocidad con la que actúa, manda tuits, hace declaraciones (generalmente diciendo falsedades), y se mueve de Washington a la Florida o a Nueva York, que es prácticamente imposible entender lo que dice y lo que hace. El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, opinó que todo el caso era "un gran absurdo" y que "no es un tema que podamos confirmar o negar".