Internacional

Protestas en Brasil: Manifestantes prenden fuego al ministerio de Agricultura | Internacional

Protestas en Brasil: Manifestantes prenden fuego al ministerio de Agricultura | Internacional

En medio de los desórdenes, el Ministerio de Agricultura llegó a ser atacado con bombas molotov que provocaron un incendio en una de sus entradas y fue sofocado finalmente por los bomberos, que actuaron inmediatamente pese a que los enfrentamientos proseguían.

A esa altura, peleas cuerpo a cuerpo se veían en la Explanada de los Ministerios entre la Policía y los manifestantes, que usaron como barricadas los baños químicos.

La oposición y varios actores sociales, entre grupos conservadores que antes apoyaban a Temer, piden la dimisión del presidente.

En el frente judicial, los problemas de Temer se agravaron con un pedido hecho por la Policía Federal a la Corte Suprema, a fin de que sea fijada la fecha del primer interrogatorio a que será sometido el gobernante, sobre lo cual el tribunal aún no se ha pronunciado.

"El presidente dice que es inaceptable el desorden, el descontrol y que no permitirá que actos como estos vengan a empañar el proceso que se desarrolla de manera democrática y en respeto a las manifestaciones", dijo el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, en un pronunciamiento por la TV estatal, el canal NBR. Estamos inaugurando una nueva fase en la historia del país en la cual para reprimir una manifestación popular con más de 100 mil personas se coloca el Ejército en la calle, afirmó el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la Cámara baja, Carlos Zarattini, para quien 'se trata de un retroceso con el cual no podemos estar de acuerdo'.

Las autoridades dijeron que desplegaron las tropas el miércoles para contener la protesta porque las fuerzas policiales se vieron superadas por las decenas de miles de manifestantes que reclamaban la renuncia de Temer y la realización de elecciones anticipadas.

El caso está en manos del magistrado Alexandre de Moraes, exministro de Justicia del Gobierno de Temer, que estos días se tambalea tras la apertura de una investigación contra el jefe de Estado por supuesta corrupción, obstrucción a la Justicia y organización criminal.

Todo va de mal en peor. el hecho de que el Partido Socialista Brasileño (7 senadores y 35 diputados) decidiera retirarle el respaldo significa que el proyecto de reforma al sistema de pensiones y a la ley laboral interna, será imposible de alcanzar para un país que todavía no ha podido superar la crisis económica, en parte uno de los factores usados contra Rousseff.

El gobierno del presidente Temer se encuentra pasando una semana de tensión desde que el miércoles pasado fue revelada la grabación de en la cual el mandatario, en marzo, supuestamente avala sobornos durante una conversación con el empresario corrupto Joesley Batista, del grupo cárnico JBS. La policía lanzó gases lacrimógenos mientras algunos manifestantes enmascarados lanzaban piedras.