Espectáculos

Colegio de abogados pedirá el impeachment contra Temer

Colegio de abogados pedirá el impeachment contra Temer

Pese a que la Corte Suprema abrió una investigación en su contra por los delitos de corrupción y obstrucción a la justicia, Temer comentó al diario Folha de S. Paulo que "ahora mantengo la serenidad, especialmente en la medida que dije: yo no voy a renunciar".

A pesar del escándalo, Temer aseguró que, en caso de ser imputado por el tribunal supremo no dimitirá, rompiendo así la línea de corte que puso para mantener a alguno de los ministros en sus cargos tras las investigaciones abiertas por las delaciones del grupo Odebrehct, implicada en el caso Petrobras. "Los ministros son agentes del Ejecutivo, de modo que la línea de corte que yo establecí para los ministros, por evidente no será la línea de corte para el presidente", explicó.

La Fiscalía sustentó la apertura de investigación de acuerdo con los testimonios de varios ejecutivos de la multinacional cárnica JBS, quienes, en un acuerdo de colaboración judicial, confesaron haber sobornado a más de 1.800 políticos de más de 28 partidos.

En el comprometedor audio se escucha a Joesley Batista contarle a Temer sobre los millonarios pagos realizados al condenado ex titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para evitar que colaborara con la Justicia y brindara detalles de los ilícitos cometidos dentro de su partido, el PMDB.

Por su parte, el director de JBS, Ricardo Saud, aseguró en su declaración que Temer pidió y recibió 15 millones de reales (4,6 millones de euros) para las elecciones de 2014, los cuales iban a distribuirse entre sus aliados, pero se guardó un millón (307.000 dólares) para él mismo en vez de usarlo en la campaña.

Muchas personas dijeron que rechazan a Temer desde que sustituyó a Rousseff por considerar que el juicio político contra la mandataria fue ilegítimo y tuvo trasfondo político. La pérdida de los siete senadores y 35 diputados socialistas que estaban en la coalición significa que los ambiciosos planes de Temer de reformar el sistema de pensiones y las leyes laborales del país tienen aún menos probabilidades de aprobación.

El presidente Temer, desde el pasado miércoles, ha reiterado que no abandonará el cargo de presidente por este escándalo.

Maia debe decidir su da luz verde a los procesos, que debe cumplir una serie de ritos y votaciones en las dos cámaras del Congreso, como ocurrió el año pasado con la destitución de Rousseff, que se extendió en un trámite de cinco meses.

Las fuentes consultadas por Efe no supieron precisar cuándo puede ser convocada nuevamente esta reunión e insistieron en que, con la grave situación generada en torno al Gobierno de Temer, "ahora mismo no hay clima para esa discusión".