Financiera

Detienen a otras dos personas por el atentado en Mánchester

Detienen a otras dos personas por el atentado en Mánchester

Hashem Abedi, el hermano menor del agresor, también fue arrestado el miércoles en Trípoli por el mismo motivo. "Cada padre conoce a su hijo y sus pensamientos, mi hijo no tiene pensamientos extremistas", sostuvo a la hora de defender la inocencia de Salman.

Un amigo que lo conocía desde la escuela comentó a Manchester Evening News que Salman "era un chico divertido y sociable, pero desde que fue a Libia en 2011 se convirtió en un tipo diferente".

"Nosotros no creemos en asesinar inocentes, no somos así"; aseguró para justificar la defensa de su hijo, en los momentos previos de la detención. "Nosotros no somos así", señaló a la agencia AP.

"Cuando hablamos sobre noticias de ataques similares, él siempre estuvo en contra de esos actos, decía que no hay justificación religiosa para ellos. No entiendo cómo se habría involucrado en un ataque que provocó el asesinato de niños", expresó.

Posteriormente, un portavoz de la fuerza, informó sobre el arresto de Ramadan Abedi, padre del kamikaze.

El atentado del lunes por la noche fue "más complejo que los que hemos visto antes, y parece probable, posible, que no actuara solo", dijo la ministra de Interior británica, Amber Rudd, a la radio BBC.

La Policía británica interroga hoy a once sospechosos por el atentado cometido el lunes en Manchester, que causó 22 muertos y 64 heridos, tras haber detenido esta madrugada a otros dos hombres, de 20 y 22 años.

Por último, los medios locales informaron que la policía de Manchester desplegó una considerable cantidad de agentes en los alrededores de la mezquita de Didsbury, lugar al cual asistía con frecuencia Abedi en el sur de la ciudad mancuniana.

El autor del atentado terrorista fue identificado como nacido en la propia ciudad británica en una familia de refugiados libios que llegaron al Reino Unido huyendo del régimen de Muammar Gaddafi, según revelan varios medios británicos atribuyéndolo a fuentes del Gobierno norteamericano.

"Lo vi algunas veces, pero no hablamos. Era alguien muy discreto", explicó a la AFP Asia Javed, una vecina suya de 18 años.