Internacional

Manchester: tres nuevos arrestados en caso de atentado

Manchester: tres nuevos arrestados en caso de atentado

Una cuenta dedicada a la superestrella pop afirmó que la devastada cantante se ha comprometido a ayudar a las familias de las 22 personas que perdieron la vida en el bombardeo del Manchester Arena después de su concierto.

Shakira mostró hoy su solidaridad con las víctimas del atentado ocurrido anoche a la salida de un concierto de Ariana Grande en Manchester (Reino Unido) y, tras mostrarse "muy afectada" por lo ocurrido, destacó la importancia de "seguir adelante". El nivel de alerta fue elevado a "crítico" por primera vez desde 2007.

"Nuestra prioridad (.) es establecer si actuó solo o era parte de una red mayor", dijo el jefe de la policía de Manchester, Ian Hopkins.

Otro de los hijos de Abedi, Hashem, fue detenido el martes en Trípoli por sospechas de que tiene vínculos con el grupo insurgente Estado Islámico, dijo Ahmed Bin Salem, un portavoz de la Fuerza Especial de Disuasión, conocida como Rada.

Las explosiones provocaron la muerte de 22 personas.

"Corrimos. Había gente gritando alrededor y empujándonos por la escalera para salir".

"Yunes me mandó a huevear": AMLO
Se van a sentir muy orgullosos, porque va a haber un presidente del sureste, un paisano de ustedes, va a ser el próximo presidente de México.

Un vídeo publicado en Twitter mostró a seguidores de la cantante, muchos de ellos jóvenes, gritando y huyendo del lugar. Países desde Estados Unidos hasta Japón evaluaban reforzar la seguridad en teatros, estadios deportivos y otros centros tras el hecho.

Los ataques en París, Niza, Bruselas, San Petersburgo, Berlín y Londres en los últimos años han conmocionado a los europeos, ya atemorizados por los desafíos que implica una masiva inmigración y la expansión del radicalismo islamista en sus fronteras.

La primera ministra Theresa May y la policía dijeron que el agresor murió en el ataque, algo que no mencionó el anunció de ISIS, que tenía varias discrepancias con los sucesos descritos por las autoridades.

El mensaje no menciona un nombre y no incluye una foto ni da detalles adicionales del atacante o el ataque.

La reina de Inglaterra, Isabel II, envió su apoyo a las víctimas del ataque que calificó de "acto de barbarie".