Internacional

Tras el atentado, Ariana Grande confirmó que vendrá a Argentina

Tras el atentado, Ariana Grande confirmó que vendrá a Argentina

La molestia de las autoridades británicas surgen luego de que un funcionario estadounidense filtrara al periódico The New York Times imágenes de la escena de los hechos, en las que se pueden ver presuntos restos del artefacto explosivo que fue detonado por Abedi, causando la muerte de 22 personas.

El concierto, del que no precisó la fecha, recaudará dinero para las víctimas del ataque y sus familiares.

"Nuestra respuesta a esta violencia debe ser estar más juntos, para ayudarnos, para amar más, para cantar más fuerte y vivir en forma más amorosa y generosa que antes", dijo en la declaración divulgada a través de sus cuentas en las redes sociales.

Grande pide a sus fans no dejarse llevar por el miedo, ni dejar que éste los separe, ni tampoco que el odio gane. Un lugar para que ellos puedan escapar, celebrar, sanar, sentirse seguros y ser ellos mismos.

Cuando miras al público en mis conciertos, ves a una multitud hermosa, diversa, pura y feliz.

Candidatos a la ANC serán definidos en asambleas populares este sábado
Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A. Luego deberán consignar otros recaudos en una fecha que será establecida por el CNE.

En el texto, Grande explica que quiere ofrecer "un gesto de amor por Manchester", tras el ataque cometido al final de su actuación en la ciudad británica, reivindicado por el grupo Estado Islámico y en el que perdieron la vida 22 personas.

La artista fue blanco de críticas de algunos columnistas británicos por haber regresado a Estados Unidos tras el ataque.

Su carta la finaliza señalando que los fans fallecidos quedarán en su corazón día con día y siempre les agradecerá con lo que haga por el resto de sus días.

Según explicaron previamente los representantes de la joven cantante, parte del "Dangerous Woman Tour" se canceló, por lo que suspendieron los shows de este jueves y viernes en Londres, así como los previstos en Bélgica, Alemania, Polonia y Suiza. Voló a su casa en Florida el martes, al día siguiente del ataque, después de divulgar un breve mensaje diciendo que estaba "destrozada".