Internacional

Jorge Faurie promete continuidad en la política exterior argentina

Jorge Faurie promete continuidad en la política exterior argentina

Salvo el breve lapso de poco más de un mes en el que, en 1989, Susana Ruiz estuvo al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, ninguno de los titulares de la cartera, desde el final de la última dictadura (1976-1983) hasta ahora, ha tenido el perfil diplomático de Faurie, abogado desde 1974 y titulado por el Instituto del Servicio Exterior de Argentina dos años después.

"Esta decisión se vino gestando desde hace un tiempo".

Al dar la noticia, el Presidente elogió el trabajo realizado por Malcorra durante este año y medio, al ponderar que bajo su gestión "nos hemos reinsertado en el mundo tal vez como nunca antes" y que en su flamante función seguirá trabajando por la "inserción inteligente" de la Argentina en el mundo.

En tanto, Malcorra analizó que la actual administración exhibe el "porcentaje de presupuesto dedicado a temas sociales más alto de la historia de la Argentina" y, al remarcar que ideológicamente "el Gobierno es una mezcla de cosas", reflexionó que es por eso que al presidente Mauricio Macri "lo critican tanto por izquierda como por derecha". Después de Semana Santa hablé con el presidente y le dije: "acá está mi carta (de renuncia), no tiene fecha, pero la decisión está tomada".

"El año pasado fue un año difícil, mi marido estuvo en un situación de salud complicada que fue en el momento pico de mi dedicación en la Cancillería", relató. El haberlo superado te hace volver a la realidad de que hay ciertas necesidades básicas que hay que cubrir: estar juntos, compartir, vivir.

"Como no sirvo para estar a medias aguas tuve que tomar una decisión difícil, porque estás en el medio de tensiones, y la tomé", concluyó.

Consultada acerca de las diferentes aproximaciones de la Cancillería antes y después de su llegada al cargo, Malcorra indicó: "No creo que [el kirchnerismo] haya tenido una política de aislamiento, sino una política sesgada de conexiones". "La política del kirchnerismo fue fundamentalmente ideológica en lo que hace a las relaciones internacionales", agregó. En algunos casos será mas complicado que en otros. "Pero cerrar la puerta no ayuda", dijo.

También señaló que, aunque queden "temas por saldar" para lograr el acuerdo, su "impresión" es que "hay un compromiso redoblado de la Unión Europea por lo que está pasando en el mundo" que "ha hecho que esté mucho más proclive y entienda realmente más la importancia de cerrar este acuerdo". Según dijo, la letra final podría estar lista en diciembre cuando se lleve a cabo la reunión ministerial de la OMC en Buenos Aires.