Espectáculos

Nuevo detenido por el ataque en Manchester

Nuevo detenido por el ataque en Manchester

Once días después del atentado terrorista en Manchester, en el que murieron 22 personas, Ariana Grande regresó a Inglaterra para ofrecer el show One Love Mancheste, a beneficio de las víctimas del ataque.

Ya suman doce los hombres de entre 18 y 44 años que son interrogados por la policía en Manchester.

A un día del atentado en Manchester que dejó un saldo de 22 muertos y al menos 59 heridos, circularon las primeras imágenes de Salman Abedi, el terrorista que perpetró el ataque suicida en el estadio Manchester Arena.

"Hasta que la operación haya terminado, no podemos estar totalmente seguros de que está cerrada", enfatizó.

Abedi, un británico de 22 años de ascendencia libia, mató a 22 personas el 22 de mayo al finalizar un concierto de Ariana Grande.

LeBron James responde ataque racista: "Ser negro en EEUU es difícil"
Los registros públicos muestran que James compró la casa en 2015 por poco menos de 21 millones de dólares. Ese hombre denunció el incidente a la policía y se ordenó que la puerta se pintara inmediatamente.

El sospechoso será de 23 años de edad y ya fue referenciado por las autoridades británicas antes del ataque.

Además de los detenidos en el Reino Unido, entre los que se encuentra un hermano del autor, Ismail Abedi, fueron arrestados en Libia otro hermano, Hashim, y el padre, Ramadán Abedi.

Antes de ser arrestado en Libia, el padre de Abedi dijo que ni él ni sus hijos eran extremistas.

La cadena de televisión por cable, que citó como fuentes a funcionarios del Gobierno estadounidense que no identificó, aseguró que, según la información preliminar obtenida en la investigación del atentado, Abedi pudo haber viajado a Siria meses antes de cometer el atentado con bomba.

Al mismo tiempo, la ministra británica de Interior, Amber Rudd, calificó este martes de "acto de barbarie" el atentado y señaló que ha sido un acto destinado a golpear a las personas "más vulnerables de nuestra sociedad" y provocar el "temor", pero recalcó que no lo conseguirán.