Internacional

Reportan disparos en hotel de Manila

Reportan disparos en hotel de Manila

El ataque ocasionó que cientos de personas salieran huyendo de noche a la calle y originó una atribución inmediata de acto de terrorismo por parte un operario afiliado al grupo Estado Islámico, según monitores estadounidenses de terrorismo.

El hombre armado con un fusil que irrumpió en el casino probablemente era un extranjero, dijo el jefe de policía de la capital filipina.

El superintendente de la Policía Tomas Apolinario señaló que los fallecidos se encontraban entre la segunda y la octava planta del complejo de ocio Resort World Manila, que alberga un hotel, un cine, un casino y una galería comercial, reporta el diario "Inquirer".

La Policía asegura que el presunto responsable se atrincheró en la habitación 501, se envolvió en sábanas rociadas de gasolina y se prendido fuego a sí mismo, en lo que ha sido catalogado como suicidio.

Con anterioridad, Resort World Manila informó en las redes sociales que el complejo hotelero fue bloqueado y hubo un incendio en el segundo piso del edificio.

Treinta y seis personas -en su mayoría, mujeres- murieron por asfixia en el área del casino, donde el atacante había prendido fuego a varias mesas.

La final está al cincuenta por ciento
Lo importante es que llegan al tramo final bien. "Todo el mundo se siente importante en el grupo, han tenido minutos", finalizó. Tenemos tiempo todavía para preparar el partido. "Porque lo merecen todos, la verdad", dijo el entrenador.

El guardia de seguridad recibió un disparo en la cintura y alrededor de 75 personas más sufrieron heridas mayormente leves, como contusiones, cuando corrieron en estampida para salir del lugar, dijo el agente de la policía Jeffrey Francisco.

Por otra parte, De la Rosa indicó que el atacante había sido neutralizado y que el incidente podría tratarse de un robo.

"Escuché muchos disparos", afirmó el testigo Julio Silva a la misma cadena.

"Si fuese un terroristas, sembraría el terror", zanjó.

La reivindicación procedería de la ciudad de Marawi, en el sur del país y donde milicias islamistas afines al Estado Islámico combaten desde hace diez días contra tropas gubernamentales en enfrentamientos que han causado más de 170 muertos.

Poco después de la medianoche comenzaron a escucharse disparos en el lugar, ubicado cerca del aeropuerto internacional de Manila.