Internacional

Por detención de guerrillero, las FARC quieren aplazar dejación de armas

Por detención de guerrillero, las FARC quieren aplazar dejación de armas

Esa explicación fue ratificada por el presidente Juan Manuel Santos quien aseveró que "es un problema de identidades, de trámites burocráticos" y agregó que el problema "está en proceso de resolverse".

Y este domingo, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", máximo comandante de las FARC, advirtió vía Twitter el 4 de junio estar considerando "el aplazamiento de dejación armas", luego de la captura de algunos de sus hombres, entre esos dos médicos de las FARC, por parte de las autoridades colombianas.

"Timochenko" dijo hoy que está considerando "ordenar el aplazamiento" de la dejación de armas de las FARC, que debe concluir el 20 de este mes, debido a la captura de "Yimmi Ríos".

El alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, había informado que Ríos "tenía suspendida la orden de captura por Resolución Presidencial", pero el levantamiento se había hecho para el "nombre que él proporcionó", que correspondía a "su alias en la organización y no a su nombre real".

Dicho proceso el cual estaba planeado, inicialmente, para el pasado 31 de mayo, pero debido a razones logísticas, el Gobierno Nacional decidió postergarlo por 20 días más.

"Se están realizando las gestiones correspondientes para aclararle a la justicia que se trata de la misma persona", añadió.

El jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, conocido por el nombre de guerra de "Timochenko", saludó este lunes la puesta en libertad de quien identificó como Yimmi Ríos, y aprovechó para recordar los indultos y amnistías pendientes.

No obstante, Londoño reclamó este domingo que "con el argumento que fue capturado Yimmi Ríos, cualquier integrante de las FARC que ande en tareas de la implementación puede ser detenido".

El jefe de las FARC, que regresó hace una semana al país procedente de Cuba, denunció ayer que un helicóptero militar sobrevoló sin aviso la zona de reunión en la que se encuentra dentro de su proceso de desmovilización, en Caño Indio, municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.