Financiera

Exdirector del FBI, acusa a gobierno de Trump de difamarlo

Exdirector del FBI, acusa a gobierno de Trump de difamarlo

Bares y restaurantes tienen previsto eventos especiales en el politizado Washington, incluido el Union Pub, que invitará a rondas de cerveza cada vez que Trump responda a Comey por Twitter.

Tras jurar con la mano derecha alzada que diría la verdad ante los 15 senadores que lo iban a acribillar a preguntas por casi tres horas, empezó el espectáculo, y ya en su intervención inicial comenzaron los ataques. "La administración Trump me difamó a mí y al FBI diciendo que reinaba el desorden (...) Era mentira, pura y simplemente", dijo.

Ahora tendrá que escuchar la versión de Trump de la historia y ver si existe alguna prueba que corrobore la versión de Comey. ¿Trump habló con el personal de la Casa Blanca acerca de sus encuentros con Comey y los describió en forma distinta?

Y no fue la única vez: también "mintió" sobre las razones de su despido.

Las declaraciones fueron brindadas en su primera audiencia desde que fue despedido por supuestamente investigar la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.

"He visto esos tuits". El ex funcionario demostró un análisis preciso y un conocimiento de las piezas, sus movimientos y no dudó en alardear de ello.

En su testimonio, Comey sostuvo que Trump le pidió lealtad y "dejar pasar" la investigación sobre su ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn. Para filtrar esa información a The New York Times, Comey recurrió a la ayuda de un amigo (un profesor de leyes de Columbia), quien envió sus apuntes al periódico el día después que el magnate advirtiera que tenía grabaciones de sus conversaciones. "Ojalá existan las cintas (...) y las publiquen", retó ayer Comey.

El detallado relato escrito de Comey sobre cinco de los nueve encuentros individuales o las llamadas telefónicas que tuvo con Trump antes de ser despedido el 9 de mayo, plantearon nuevas preocupaciones de que el presidente podría haber intentado obstruir una investigación criminal, un crimen potencial.

"Estaba sinceramente preocupado por que pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestras reuniones, y así que pensé que era realmente importante documentarlas", dijo Comey. Durante el interrogatorio, los republicanos del Comité señalaron que Comey nunca informó a sus superiores que sus conversaciones con Trump podían ser señal de algún delito. "Lo tomé como una directriz", que no siguió, explicó Comey, porque estaba en un "embrollo legal" por sus contactos con Rusia.

Pero Comey sí dejó varias afirmaciones que pueden contribuir a determinar si Trump buscó cambiar el rumbo de la investigación sobre Rusia. Ahora el asunto está en manos de Mueller, quien tendrá que descifrar si fue así.

Negó que el presidente le haya dicho "necesito lealtad, necesito tu lealtad", como declaró Comey este jueves, en medio de una conversación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones estadounidenses.

Señaló que hay miembros del gobierno que intentan socavar la administración Trump mediante filtraciones activas de información.

Kaskowitz ha detallado que, durante su audiencia pública ante el Senado de EE.UU., Comey "ha admitido" que realizó "revelaciones no autorizadas a la prensa" de manera "unilateral y subrepticia" sobre "comunicaciones privilegiadas" con Trump.

"Puedo decir con certeza que el presidente no es un mentiroso", dijo este jueves Sarah Sanders, vocera de la Casa Blanca, según la periodista de la BBC en Washington DC Tara McKelvey.