Financiera

Argentina vs. Brasil: día, hora y canal del debut de Jorge Sampaoli

Argentina vs. Brasil: día, hora y canal del debut de Jorge Sampaoli

A pesar del empate y de no contar de inicio con el "Niño Maravilla" Alexis Sánchez ni con Claudio Bravo, el combinado dirigido por Juan Antonio Pizzi mostró sus credenciales al título en la Copa de las Confederaciones después de plantar cara en su estadio al combinado anfitrión, con más ganas de agradar al público ruso. Enfrente teníamos a una selección muy consolidada con jugadores que marcan mucha diferencia.

Para afrontar este compromiso, Sampaoli pondrá en cancha un equipo que presenta varias novedades respecto al que venía jugando con Edgardo Bauza y promete ser muy ofensivo. ¿Cómo formaría?

Por eso, el triunfo de ayer, en Australia, es un buen síntoma.

En los primeros 45 minutos en el banco albiceleste, Sampaoli estuvo muy activo, arengando a sus jugadores, y logró contagiar algunos de sus principales conceptos futbolísticos, pese al poco tiempo de trabajo previo.

Sampaoli debe asegurarse que sus mejores futbolistas se conecten, en la eliminatoria de Conmebol en busca de un boleto para Rusia 2018, la Albiceleste marcha en quinto lugar cuando solo restan cuatro partidos. Hoy por hoy, las pretensiones de juego que Sampaoli le quiere insuflar al equipo son así de osadas, pero las otras, las que le impone la necesidad inmediata, son mucho más módicas: con ir al Mundial, por este año alcanza.

Sobre el desarrollo del juego, analizó el casildense que "en el primer tiempo estuvimos instalados en campo rival, con situaciones, pero en el segundo nos costó un poco, con modificaciones de sistema y de nombres propios", expresó. El rival presionó arriba y no nos dejó salir.

La CBF contrató a Pelé como comentarista a cambio de 130.000 dólares, comercializó por su cuenta la publicidad del entretiempo y abrió el juego para que Facebook acomodara a sus propios avisadores. Esa disputa doméstica no distrae la cuestión de fondo: si Brasil fue capaz de dar el salto al streaming que ya habían ensayado algunos clubes, el efecto dominó promete cobrar la fuerza de un tsunami.