Financiera

Fabricante de cosméticos brasileña lanza oferta para compra de marca británica

Fabricante de cosméticos brasileña lanza oferta para compra de marca británica

El fabricante brasileño de cosméticos Natura informó hoy de que ofreció 1.000 millones de euros por el control de la británica The Body Shop en una negociación exclusiva con la francesa L'Oreal, su actual propietaria.

L'Oreal puso a The Body Shop a la venta en Febrero por una caída de la rentabilidad y las ventas.

"Natura y The Body Shop siempre caminaron juntas".

Natura explicó que su interés es parte de sus esfuerzos por expandirse internacionalmente. "La complementariedad de la presencia internacional, el uso de la biodiversidad, la ética en la gestión, la relación justa con las comunidades nativas y el uso intensivo de la innovación son dimensiones de la nueva etapa que queremos iniciar", dijo Guilherme Leal, copresidente del Consejo de Administración de Natura, citado en la nota.

Natura, con acciones negociadas en la Bolsa de Sao Paulo, fue fundada en 1969 en Brasil por Luiz Seabra, su mayor accionista, y es la mayor empresa de cosméticos del país.

Debido al contexto económico difícil en Brasil, el grupo lleva a cabo desde hace varios años una estrategia de diversificación de sus canales de venta y de expansión en el mercado internacional, que actualmente representa solo un tercio de su facturación, y en particular en Latinoamérica.

The Body Shop resulta atractiva para Natura para incrementar su volumen en más de 3,000 millones de reales, además de que se haría de 3,200 puntos de venta físicos y una oferta de 2,000 productos.

"Con esta operación, el Grupo Natura pasa a tener tres marcas con fuerte identidad: Natura, Aesop y The Body Shop".

The Body Shop, fundada por la empresaria británica Anita Roddick en 1976, elabora productos de belleza sin pruebas en animales, pero desde entonces ha sufrido por la creciente competencia de nuevas firmas que ofrecen cosméticos similares.

La empresa brasileña agregó que su intención es que la negociación sea concluida este mismo año aunque depende de la autorización de diferentes reguladoras, incluso en Estados Unidos.

El año pasado la marca, que estaba gestionada de manera autónoma dentro de L'Oréal, facturó 921 millones de euros (- 4.8% interanual) y su rentabilidad cayó al 3.7%, muy lejos de la de otras divisiones del gigante mundial de la cosmética.