Financiera

Cristiano Ronaldo dice tener la conciencia tranquila

Cristiano Ronaldo dice tener la conciencia tranquila

La Fiscalia Provincial acusa a Ronaldo de cuatro delitos contra la Hacienda Pública, cometidos entre los años 2011 y 2014, los cuales suponen un fraude tributario de 14,7 millones de euros.

El portugués se aprovechó de una estructura empresarial creada en 2010 para ocultarse a las autoridades tributarias los ingresos que generaron en España sus derechos de imagen, según la fiscalía. Las cuotas defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1.66 en 2012, 3.20 en 2013 y de 8.50 en 2014.

Por dichas acusaciones, Cristiano Ronaldo podría enfrentar una pena que puede ir desde los 2, hasta los 6 años de prisión.

Sin embargo, el Ministerio Público apunta a que una vez el Real Madrid le confirmó en 2008 sus condiciones de contrato "y con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito cuando llegara a España", simuló ceder sus derechos de imagen a una sociedad llamada Tollin Associates LTD, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas y de la que era socio único.

"A veces la mejor respuesta es estar callado..." — Cristiano
Las cuotas defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1.66 en 2012, 3.20 en 2013 y de 8.50 en 2014. Un fiscal acusó el martes a Ronaldo de evasión de impuestos entre 2011 y 2014.

Según el reporte de El País, en su declaración del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas de 2014, el futbolista consignó una rentas de fuente española entre 2011 y 2014 de 11,5 millones de euros, "cuando las rentas verdaderamente obtenidas de fuente española" fueron en esos tres ejercicios de casi 43 millones de euros.

En esta declaración, añade, calificó los rendimientos obtenidos como rendimientos de capital mobiliario y no como rendimientos derivados de actividades económicas lo que le permitió disminuir "considerablemente" la base imponible a declarar.

Por último, el informe de la Fiscalía explica que Cristiano no incluyó "voluntariamente" la cifra en 28,4 millones de euros por derechos de imagen a Adifore Finance LTD, a la cual ya se los había cedido entre 2015 y 2020.

Gestifute, empresa que representa a Cristiano Ronaldo, matizó que la Fiscalía de Madrid presentó contra el futbolista portugués una denuncia y no una querella, lo que "implica un cambio sustancial", y que el jugador obtuvo sus rentas "directamente" sin la participación "de ninguna sociedad suya".