Salud

Entre lágrimas Adele muestra su apoyo a víctimas del incendio en Londres

Entre lágrimas Adele muestra su apoyo a víctimas del incendio en Londres

Tras el incendio, 24 personas continúan hospitalizadas, de las cuales 12 se encuentran en 'estado crítico'. Un grupo de inquilinos llevaba años denunciando el riesgo de incendio.

May realizó ayer una nueva visita personas que viven cerca del edificio que se incendió, en medio del abucheo de manifestantes.

Los vecinos habían denunciado en numerosas ocasiones que el edificio no estaba preparado para un incendio, y la velocidad a la que se propagó el fuego ha sido relacionada con un revestimiento instalado en una renovación en 2016 y que pudo haber actuado como una chimenea.

"No entiendo por qué los líderes del ayuntamiento no están atendiendo esta protesta", afirmó Robert Atkinson.

Según este comunicado municipal leído durante la protesta, el Ayuntamiento se compromete "por escrito" a realojar a las víctimas dentro del distrito; a destinar fondos para cubrir las pérdidas y los subsidios sociales y a encargar una investigación sobre las recientes obras de reforma del edificio, valoradas en unos 10 millones de libras (11,4 millones de euros).

Rydon, la empresa de construcción subcontratada por el Ayuntamiento de Kensington y Chelsea para hacer las obras en el edificio de propiedad municipal, ha asegurado que éste "cumplía todos los estándares" de seguridad.

"Ayer pasé varias horas hablando con residentes de las inmediaciones de la torre Grenfell, conversaciones difíciles con una comunidad muy unida que, comprensiblemente, está destrozada, frustrada y cada vez más enfadada", indica Khan a la líder tory en su misiva.

Sin querer mencionar los al menos 70 desaparecidos que contiene la lista confeccionada con las denuncias de amigos y familiares, el comisionado de la Policía Metropolitana, Stuart Candy dijo que "17 personas han muerto oficialmente". Las fuerzas del orden han indicado que por el momento son 17 los muertos por el fuego que devoró el edificio de 24 plantas, en el que vivían entre 400 y 600 personas, pero esperan que la cifra aumente porque algunos residentes quedaron atrapados por el fuego.

"No hay hasta el momento indicios que sugieran que el fuego empezó deliberadamente", dijo Cundy, precisando que está totalmente extinguido.