Internacional

May ordena investigación pública por incendio

May ordena investigación pública por incendio

"Las llamas, nunca he visto algo como eso".

La primera ministra británica Theresa May ordenó ayer una investigación pública sobre el incendio de un bloque de viviendas sociales de Londres que dejó al menos 17 muertos, en medio de denuncias de que el revestimiento del edificio habría acelerado la propagación del fuego.

Por su parte, en esta misma comparecencia ante los reporteros, la comandante de la Brigada de Bomberos de Londres, Dany Cotton, alertó de que sus efectivos llevarán a cabo una "búsqueda minuciosa" y agregó que "será, obviamente, un proceso muy lento y doloroso".

En tanto bomberos suspendieron la inspección del edificio en algunas zonas ya que la estructura quedó bastante dañada que no es seguro andar por la zona ya que podría colapsar. "Estaba llorando, y es un bombero profesional", dijo Cotton a Sky News.

Tras el atroz incendio que en cuestión de minutos envolvió en llamas a una torre de 24 pisos, la policía confirmó que 37 personas están hospitalizadas, de las cuales 17 se encuentran en estado crítico.

Algunos vecinos arrojaron a un bebé y otros niños por las ventanas, y según testigos varios adultos también saltaron.

Nueva regla en la Copa Confederaciones
Nueva Zelanda: Marinovic; Doyle, Durante, Smith, Boxall, Colvey; Thomas, Tuiloma, McGlinchey; Wood , Rojas. El 14 de junio de 2018, Rusia se convertirá en el centro del mundo con el pitazo de inicio del Mundial .

Unas 800 personas, la mayoría inmigrantes muy humildes, vivían en la Torre Grenfell, construida en 1974 en una sección obrera del riquísimo distrito de Kensington y Chelsea, a escasa distancia del barrio bohemio y animado de Notting Hill.

May visitó el lugar, pero evitó a la gente, en contraste con el alcalde la ciudad, Sadiq Khan, quien fue abucheado por los vecinos en varios momentos y fue constantemente interrumpido cuando trataba de hablar a la prensa. "Me recordó al 11 de septiembre", relató Muna Ali, de 45 años, aludiendo a los ataques contra EE UU en septiembre de 2001.

"Lo que aquí es importante es lo que nos cuenten los investigadores del incendio de su trabajo preliminar y, obviamente, este trabajo ya ha comenzado", indicó.

La organización Campaña de Solidaridad con Siria informó en un comunicado que Alhajali, que había llegado a Londres en 2014 y estudiaba ingeniería civil, murió tras esperar durante dos horas la ayuda de los bomberos.

Se han reunido más de un millón de libras (1,27 millones de dólares) para ayudar a las víctimas de la tragedia, mientras voluntarios y organizaciones caritativas trabajaban toda la noche para encontrar cobijo y comida para las personas que habían perdido sus hogares. Las donaciones de alimentos, ropa, zapatos y otros objetos son tan numerosas que algunas iglesias y mezquitas empezaron a frenarlas por falta de espacio para almacenarlas.