Salud

Policía británica admite imposibilidad de identificar a las víctimas incendio

Policía británica admite imposibilidad de identificar a las víctimas incendio

Las fuerzas del orden han indicado que por el momento son 17 los muertos por el fuego que devoró el edificio de 24 plantas, en el que vivían entre 400 y 600 personas, pero esperan que la cifra aumente porque algunos residentes quedaron atrapados por el fuego. El gobierno marroquí informó que seis ciudadanos de ese país han sido identificados entre las víctimas.

Aunque aún se desconoce el origen del fuego, el comandante descartó esté relacionado con el terrorismo, al aclarar que "no hay nada" que apunte hacia esa hipótesis.

Entretanto, la primera ministra Theresa May visitó esta mañana la zona del siniestro que permanece acordonada.

La Reina Isabel II y el Príncipe Guillermo visitaron hoy un centro habilitado para ayudar a los afectados en el incendio del miércoles en una torre residencial de Londres, donde al menos 30 personas murieron.

"Cuando se lo pone a prueba, el Reino Unido se muestra determinado frente a la adversidad", escribió la reina, que observó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

Las autoridades temen que algunas víctimas nunca sean identificadas debido a las altas temperaturas alcanzadas en el incendio.

El viernes, supervivientes del siniestro, allegados de las víctimas y miembros de la comunidad local dieron rienda suelta a la ira que incubaban desde hacía días invadiendo el Ayuntamiento del barrio de Kensington y Chelsea, donde se encuentra la torre.

'¡Reclamammos justicia!', '¡Vergüenza!', '¡Asesinos!', gritaron los manifestantes, que también corearon eslóganes contra la primera ministra: 'Theresa May, es el momento de irse'.

"Unidos en nuestro dolor, también lo estamos, sin miedo ni preferencia, en el apoyo que damos a todos los que reconstruyen sus vidas", agregó.

Muchos denunciaron que no había salidas de emergencia, ni extinctores, ni alarmas antiincendios.

Se presume que el incendio inició al interior de un departamento, en el que una nevera habría ocasionado la propagación del fuego a través del revestimiento de baja calidad del edificio. Se recaudaron más de 3 millones de libras para las víctimas, así como ropa y alimentos.