Espectáculos

Cuba afirma que medidas de Trump están destinadas al "fracaso" — AVANCE

Cuba afirma que medidas de Trump están destinadas al

"Si el pueblo cubano está herido, será porque el Gobierno de Castro no les permite tener su propio negocio, no por la nueva política", escribió en su cuenta de Twitter el senador republicano Marco Rubio, uno de los que asesoró en el contenido de la directiva.

Esta mañana, Donald Trump, revocó el acuerdo bilateral entre Cuba y Estados Unidos, logrado por el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Trump también impulsó medidas más estrictas para los viajes de los estadounidenses a la isla, aunque las relaciones diplomáticas se mantendrán y los cubanos conservarán su derecho de viajar y enviar remesas.

"Lo hecho por Obama con Cuba no ha hecho más que apuntalar la dictadura castrista".

Elecciones y liberación de los presos políticos.

Trump describió las medidas como un esfuerzo para aumentar la presión para crear una "Cuba libre" después de más de medio siglo de comunismo.

El presidente habló de la "opresión comunista" que prevalece en la isla y anunció una política más dura hacia Cuba.

El un comunicado emitido por el ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, el gobierno del país caribeño denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, "que están destinadas a fracasar como se ha demostrado repetidamente en el pasado, y que no lograrán su propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, cuya resistencia a las agresiones de cualquier tipo y origen ha sido probada a lo largo de casi seis décadas".

Cincuenta años llevó la concreción del deshielo en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba.

Objetivo: debilitar la economía de la isla.

Trump anunció hoy la "cancelación" de la política de Barack Obama hacia Cuba.

No se restablecerá la política de "pies mojados, pies secos", que permitía que la mayoría de los inmigrantes cubanos que llegaran a Estados Unidos permanecieran en el país y al final se convirtieran en residentes permanentes legales.

"Ahora es el momento de terminar definitivamente con el embargo de Estados Unidos contra Cuba, no para volver a las fallidas políticas de puertas cerradas del pasado", consideró el vicepresidente de políticas y campañas de Oxfam en Estados Unidos. Funcionarios de la administración dijeron que aquellos que ya habían reservado viajes antes de que la nueva política surta efecto podrían seguir adelante con sus planes, pero los viajes futuros serían vigilados más rigurosamente para asegurar que encajara uno de doce categorías autorizadas como parte de las reglas de Obama establecidas En 2015.

Asimismo, el mandatario estadounidense prohibió hacer negocios con los militares de la isla, disposición que impide cualquier transacción financiera con el Grupo de Administración de Empresas (GAESA), una sociedad estatal de Cuba que según Washington beneficia a altos jefes de las Fuerzas Armadas, por lo que los inversores extranjeros deberán negociar con los primerizos empresarios de la isla.

Los vuelos y los enlaces marítimos fueron reabiertos y los viajes aumentaron a un estimado de 400.000 estadounidenses que se espera que visiten la isla este año. Se busca de esta manera reducir considerablemente el ingreso de dinero a las arcas del régimen cubano.

"Yo tengo un 85 % de turismo estadounidense (en mi restaurante), o sea, para mí esto es devastador", aseguró a Efe Niuris Higueras, dueña de la conocida "paladar" Atelier. Según las autoridades de la isla, en el 2016 la cifra de visitantes estadounidenses aumentó el 74 por ciento con respecto al 2015.