Salud

Senadores de Estados Unidos lamentan retroceso en política hacia Cuba

Senadores de Estados Unidos lamentan retroceso en política hacia Cuba

El presidente Donald Trump anunció hoy nuevas medidas que restringen la política de apertura hacia Cuba, establecida por Barack Obama, y dijo que su gobierno mantendrá el régimen de sanciones hasta que se liberen todos los presos políticos y haya elecciones libres en la isla.

En el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, que lleva el nombre de uno de los brigadistas de la fallida invasión de Bahía Cochinos (Cuba), en 1961, Trump expuso las líneas maestras de la revisión que ha decidido hacer en la política de normalización de relaciones con la isla iniciada por su antecesor Barack Obama.

El vicepresidente de políticas y campañas de Oxfam en Estados Unidos, Paul O'Brien, señaló en un comunicado que la decisión de Trump "es un ejemplo preocupante" de las cada vez más numerosas políticas que promueven el aislacionismo general del país norteamericano. "Ustedes votaron por esa promesa y aquí estoy, como lo prometí", dijo Trump y logró una gran ovación. "Mi gobierno no se va a esconder ni excusar al régimen castrista. sabemos lo que pasa y recordamos lo que ha ocurrido", agregó.

El republicano denunció el "pacto" del gobierno de Obama. "Desde este momento cancelo el pacto del gobierno anterior con Cuba", anunció.

Trump condicionó el nuevo acuerdo a que haya avances "concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" en Cuba y la liberación de "prisioneros políticos".

El Ejecutivo que preside el sandinista Daniel Ortega también hizo suya la declaración de La Habana cuando afirma: "El Gobierno de Cuba reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el Gobierno de los Estados Unidos".

Desde aquel histórico anuncio de 2014, los dos países restablecieron sus relaciones diplomáticas, y Washington avanzó en el progresivo desmonte de normas administrativas para permitir un incipiente flujo de intercambio comercial y abrió las puertas a que estadounidenses puedan ir de vacaciones a Cuba.

Más de un cuarto de millón de estadounidenses visitó Cuba en los primeros cinco meses de 2017, lo que representa un crecimiento de 145% frente a igual período de 2016, informó el miércoles un portal cubano citando fuentes oficiales.