Internacional

57 muertos en un incendio forestal — Portugal

57 muertos en un incendio forestal — Portugal

Autoridades presumen que un rayo cayó sobre un árbol seco y propagó el fuego de forma intensa en la región.

La gran humareda alcanzó una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, donde varias personas fallecieron en el interior de sus vehículos.

El gobierno decretó el domingo tres días de luto nacional en memoria de las víctimas.

"Esta es una región que ha tenido incendios por sus bosques, pero no podemos recordar una tragedia de estas proporciones", aseguró Valdemar Alves, alcalde de Pedrogao Grande. "Estoy totalmente conmocionado por el número de muertos".

Es la mayor tragedia de estas características que se ha vivido en el país en los últimos años.

Al menos 18 cadáveres fueron recuperados de automóviles carbonizados, añadió Gomes desde el comando de la Defensa Civil en el término municipal de Pedrógão Grande, unos 200 kilómetros al noreste de Lisboa.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha prometido la ayuda comunitaria para lidiar con el fuego.

España y Francia enviarán aeronaves para ayudar a las labores de extinción en respuesta a una petición de Portugal, indicó el comisario.

A pedido de Portugal se ha organizado el envío de aviones hidrantes.

2003. Incendios gigantescos por ola de calor arrasan durante semanas el centro y el sur de Portugal y dejan 20 muertos. Al igual que otros países de la Europa meridional, Portugal es propenso a los incendios forestales en los secos meses estivales.

De acuerdo a lo expresado por el secretario de Estado de Administración Interna, João Gomes, entre los heridos se identificaron ocho bomberos, dentro de los que cuatro de ellos con heridas graves. Las tormentas secas son habituales cuando el agua que cae se evapora antes de llegar a la tierra debido a las altas temperaturas.