Internacional

Futuro de Temer en el poder en manos del Tribunal ‎

Futuro de Temer en el poder en manos del Tribunal ‎

En nombre de Rousseff, el abogado Flavio Caetano sostuvo que los cargos "se basan en falsos testimonios y pruebas inválidas" y exigió la "nulidad" del proceso, un punto en el que coincidió la defensa de Temer, quien sería el gran beneficiado de ello, pues salvaría el mandato que heredó de la ahora exmandataria.

El caso valió la apertura de una investigación contra Temer y Rocha Loures por corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y organización criminal.

Temer asumió la presidencia en el año 2016, luego de la destitución de Rousseff por el Congreso, tras ser acusada de manipular las cuentas públicas.

Para el presidente de Transparencia Internacional, Temer "no tiene condiciones de liderar el país", el cual pasa por una delicada situación económica y se encuentra sumergido en una aguda crisis política.

El mandatario brasileño también está siendo juzgado por el Tribunal Superior Electoral, que investiga supuestas irregularidades en la campaña de 2014, en la que Temer compartió fórmula con la destituida Dilma Rousseff.

Según analistas jurídicos, los magistrados del TSE no parecen proclives a aceptar ninguna de las dos posturas y, debido a la complejidad del proceso, pueden decidir que las cuatro sesiones convocadas esta semana -entre el martes y jueves- no son suficientes y pedir más tiempo para analizar el informe del instructor, que pide la condena para ambos en sus más de mil páginas.

Muchas de las empresas involucradas en ese escándalo, como los grupos Odebrecht o Andrade Gutierres, han confesado que aportaron a la campaña ganadora multimillonarias sumas que no fueron debidamente declaradas y correspondían a los sobornos acordados a cambio de la adjudicación de contratos con la petrolera.

Alves, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño y de la mayor confianza de Temer, fue arrestado bajo sospechas de corrupción, aunque estas no tienen relación con Temer.

Si así fuera, Temer perdería el cargo, pero sólo una vez que sean juzgadas todas las apelaciones previstas, las cuales comienzan en la propia justicia electoral, concluyen en la Corte Suprema, al cabo de un complejo y burocrático camino que puede llevar meses.

La Policía Federal (PF) de Brasil envió el lunes un interrogatorio al presidente Michel Temer, dentro de la investigación por corrupción.

Poco después de las elecciones de 2014, que Rousseff venció con más de 54 millones de votos siendo Temer su vicepresidente, el partido opositor PSDB recurrió ante este tribunal para impugnar el resultado alegando que la campaña se habría financiado de forma irregular, en parte con recursos ilícitos provenientes de la trama corrupta de Petrobras.