Internacional

Incendio forestal deja saldo de más de 60 muertos — Portugal

Incendio forestal deja saldo de más de 60 muertos — Portugal

Incendios forestales en el centro de Portugal dejaron un saldo de 62 personas muertas mientras éstas trataban desesperadamente de escapar de sus autos cuando quedaron atrapados por las llamas que alcanzaron una carretera; es el peor desastre que el país ha experimentado en décadas.

El número de víctimas probablemente seguirá incrementándose.

Por lo anterior, todas las banderas nacionales en las plazas públicas y edificios de gobierno en Portugal, así como las representaciones diplomáticas en el extranjero ondearán a media asta en honor a las víctimas, de lo que se considera una de las mayores tragedias en Portugal durante los últimos 50 años.

Como origen del incendio, se cree que un rayo provocó el fuego en la zona de Pedrógão Grande, ya que los investigadores hallaron un árbol que recibió un impacto durante una "tormenta eléctrica seca", según indicó el responsable de la policía nacional judicial a los medios portugueses. Las tormentas secas son habituales cuando el agua que cae se evapora antes de llegar a la tierra debido a las altas temperaturas.

El incendio forestal que arrasa el centro de Portugal es el más mortífero en su historia de acuerdo a las autoridades.

"Esta es una región que ha tenido incendios por sus bosques, pero no podemos recordar una tragedia de estas proporciones", aseguró Valdemar Alves, alcalde de Pedrogao Grande. El incendio se encontraba unos 150 kilómetros (93 millas) al norte de Lisboa, señaló Gomes. Unos 700 bomberos intentaban sofocar el fuego, que comenzó a arder, como se dijo, el sábado.

Un enorme frente de humo negro y llamas rojas se alzaban sobre los árboles en la boscosa región, cerca de las casas.

Además, 59 personas han resultado heridas y ya han sido internadas en varios hospitales de las ciudades de Coímbra, Lisboa y Porto.

El Papa Francisco rezó tras el Ángelus dominical por las víctimas mortales y los damnificados en el incendio registrado y expresó su "cercanía al querido pueblo portugués".

La agencia portuguesa de protección civil, que coordinaba las tareas de extinción, emitió una alerta el viernes por aumento del riesgo de incendios forestales y prohibió encender fuegos al aire libre.

La Unión Europea (UE) ofreció hoy ayuda al país luso.