Espectáculos

Puro descontrol en el Russ, la fiesta de sexo y alcohol

Puro descontrol en el Russ, la fiesta de sexo y alcohol

Los adolescentes de Noruega tienen la fiesta más salvaje del mundo.

Russ (una abreviatura de una vieja celebración nórdica llamada Russefering) comienza a mediados de abril y termina el 17 de mayo. Se trata de una despedida de los jóvenes de la secundaria: compiten para preparar las mejores fiestas en colectivos que recorren el país, tomar cerveza a raudales, bailar y cantar noches enteras, tener todo el sexo posible en el camino y llevar a cabo una serie de insólitos desafíos durante un mes entero.

"En las películas estadounidenses tienes la impresión de que tienen fiestas muy loca, pero nosotros tenemos la celebración más loca aquí en Noruega", dijo a Associated Press Frederik Helgesenn, un joven que lidera el comité Russ en su escuela del oeste de Oslo.

"No creo que en el mundo haya algo como esto".

Cuando no están de fiesta, los adolescentes compiten en diferentes desafíos.

La edades de los que protagonizan tan peculiar celebración pueden ser también de 15 a 25 años y generalmente se avocan en rentar un camión para prepararlo a manera de decoración y con equipos de sonido adecuados para que pueda servir como una disco ambulante y el costo de todo ello puede llegar a ser hasta de 120 mil dólares.

Una vez listos los preparativos de su vehículo, los jóvenes se visten generalmente con un overol rojo y azul, llamado tradicionalmente russebukse; después de esto es opcional la contratación de un chofer y parten a las rutas por las autopistas noruegas para después arribar a los distintos festivales preparados con antelación.

La parada principal es en el Kongerparken, un parque en las afueras de la ciudad de Stavanger, donde se realiza una 'rave' de tres días en las que se juntan unos 15 mil adolescentes.

Los ganadores de cada competencia reciben una corcada alusiva que van colgando de su cuello. Eso, debido a los excesos del Russ. Luego de cada fiesta, hay un parte considerable de heridos.