Internacional

Trump no cambió tanto el acuerdo EEUU-Cuba — Puro biri biri

Trump no cambió tanto el acuerdo EEUU-Cuba — Puro biri biri

"Es un témpano de la Guerra Fría", dijo. "Primero, es criminal y genocida, según las convenciones de Ginebra contra el genocidio", denunció el jefe de la diplomacia cubana en una rueda de prensa en Viena.

"La política del presidente Trump es un retroceso en todo lo que se venía avanzando entre ambos países".

Rodríguez calificó de "grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría" el anunció del republicano Trump el pasado viernes de que revierte parte de la políticas de acercamiento que inició su antecesor en la Casa Blanca, el demócrata Barack Obama.

'Hay una tendencia histórica, será en el gobierno del presidente Trump o será en el siguiente, pero no hay duda que la historia y la época obligarán a un gobierno de Estados Unidos a levantar el bloqueo y a normalizar las relaciones con Cuba', sostuvo en respuesta a una pregunta de Prensa Latina. El viernes, Trump firmó una orden ejecutiva que limita los viajes desde EEUU a la isla y reestablece el embargo.

"Es curiosa la paradoja, porque Trump ha dicho que su prioridad son los ciudadanos estadounidenses, su prioridad es la creación de empleo, favorecer las oportunidades de empresas estadounidenses".

Al respecto, recordó que según recientes encuestas norteamericanas, el 73 por ciento de los estadounidenses apoya el levantamiento del bloqueo, así como el 63 por ciento de los cubanos residentes y el 62 por ciento de los propios republicanos.

Afirmó que ciudadanos estadounidenses que cometieron delitos en Cuba, como el secuestro de aeronaves, fueron sancionados por tribunales cubanos y cumplieron largas penas de privación de libertad en la isla. "Perderán ingresos y perderán empleo", enumeró.

- La nueva política canaliza las actividades económicas fuera del monopolio militar cubano, el Grupo de Administración Empresarial (GAESA), incluyendo la mayoría de las transacciones relacionadas con viajes, a la vez que permite a las personas y entidades estadounidenses desarrollar vínculos económicos con el sector privado y de pequeñas empresas en Cuba.

Por eso, cuestionó la contradicción de que Trump quiera imponer el capitalismo en Cuba y, al mismo tiempo, prohíba los negocios y los viajes a la isla.

El canciller dijo que Trump "está mal asesorado" y que toma decisiones que "sólo favorecen intereses mezquinos de una envejecida y extremista minoría de origen cubano y de un puñado de políticos", en referencia a los sectores más duros del exilio en Miami.

Rodríguez también dijo que los fugitivos no serían devueltos porque los Estados Unidos no tenían "fundamento legal o moral" para exigir su regreso.

"Los cambios que sean necesarios en Cuba los decidirá, soberanamente, el pueblo cubano, únicamente el pueblo cubano, como siempre lo ha hecho". No pediremos a nadie opinión ni permiso', defendió.

"Nosotros tendremos toda la paciencia, la resistencia, la decisión para esperar a que ese momento llegue y, sobre todo, a trabajar activamente para que eso ocurra", prometió.