Internacional

Wimbledon será complicado, dice el rey de la tierra Nadal

Wimbledon será complicado, dice el rey de la tierra Nadal

"Es increíble volver aquí, ganar la décima para mi es muy especial, doy las gracias, estoy muy emocionado, mi francés es muy malo y en este momento no tengo palabras, estoy muy emocionado", dijo Nadal, en francés, mientras recibía el aplauso del rey español Juan Carlos desde uno de los palcos del estadio.

En declaraciones a la prensa internacional, Federer admite que no hubiese podido ganarle a Nadal en Francia: "No le habría ganado a Rafa en Roland Garros. Es el torneo más importante en mi carrera".

Recuperé el golpe de derecha el año pasado.

"No jugará en Queen's porque lo que vamos a hacer es ir un día o dos antes a Wimbledon y jugar unas cuantas exhibiciones en partidos con un poco de tensión".

El español estuvo de baja en 2016 en la temporada sobre césped, incluido Wimbledon.

Djokovic fue arrollado en cuartos en París por el austríaco Dominic Thiem y ya da síntomas de agotamiento mental.

Nadal ya sabe lo que es sentirse el número 1 del mundo.

Conservó ese puesto 46 semanas, hasta que en julio de 2009 se lo devolvió a Federer. Otra muesca en el olimpo conquistando su decimoquinto Grand Slam y ascendiendo al segundo puesto mundial, pero apuntando al número uno.

El australiano se hizo en su tiempo de 6 títulos del Abierto de Australia, 2 del Torneo de Roland Garros, 2 del Campeonato de Wimbledon, y 2 del Abierto de Estados Unidos, para una suma de 12 Grand Slam.

Finalista en el Abierto de Australia, en la temporada sobre tierra ha triunfado en Montecarlo, Barcelona, Madrid y, sobre todo, Roland Garros, para dejar claro que Nadal ha vuelto para quedarse.

Roland Garros también se rindió a su hazaña, como los 15.000 espectadores de la Philippe Chatrier, que inclinaron su cabeza en señal de homenaje y batieron palmas a rabiar después de que las pantallas de la pista rememoraran las 10 bolas de partido del español como homenaje a su magna obra.