Internacional

Jueces acaparan plazas y hasta la suegra alcanza

Jueces acaparan plazas y hasta la suegra alcanza

Según el estudio -presentado en una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad- hay 33 juzgadores que tienen dentro del Poder Judicial Federal a 54 de sus hijos en dicho circuito. Destacan el circuito sexto de Puebla, en donde se ha dado trabajo a 11 parejas de jueces y magistrados, el décimo sexto de Guanajuato con 10 casos y el décimo octavo de Morelos con nueve.

El porcentaje de jueces y magistrados que contrató o propició la contratación de familiares o relativos en el décimo tercer circuito del Poder Judicial de la Federación (PJF), que corresponde a Oaxaca, es de los más bajos del país, con 16%.

El artículo 97 de la constitución faculta a jueces y magistrados para nombrar y remover a los funcionarios y empleados de los Tribunales de Circuito y de los Juzgados de Distrito. Uno de los magistrados impuso como secretaria del Tribunal a su esposa y sus dos hijos son oficiales administrativos.

"No sólo los magistrados de circuito y jueces de distrito logran generar redes clientelares haciendo mal uso de esta atribución. Claramente influyen en la designación, y lo hacen sin que sea posible incoarles (iniciarles proceso o expediente) ningún tipo de responsabilidad", advierte el estudio del que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) posee una copia.

Tras su presentación, el Consejo de la Judicatura Federal emitió un comunicado para subrayar que "este cuerpo colegiado no es autor" del estudio, sino únicamente de uno de sus integrantes, el también exdiputado federal panista Borrego Estrada, consejero de la Judicatura desde septiembre de 2014.

Según el reporte, 112 jueces y magistrados habrían utilizado sus facultades para conseguir empleo a su esposa o pareja, 180 a sus hijos, 136 a sus hermanos y 27 a sus papás, y aunque identifica a cada juzgador y empleado por su número de expediente, el estudio no proporciona sus nombres.

"En el estudio se exponen casos extremos, como el de un magistrado del circuito correspondiente a Durango, que integró a 17 miembros de su familia, entre hijos, hermanos, concuños, cuñadas, primos y sobrinos en puestos administrativos, como actuarios, secretarios de tribunal y juzgado, asesor jurídico y analista especializado", explica el documento.

Detalló que toda persona que quiera entrar a laborar al Poder Judicial del Estado, deberá entrar como meritorio, cumpliendo un plazo mínimo de estancia de dos años.

Pero no solamente ellos fueron sorprendidos como responsables de esta irregularidad, sino también personal de menor rango, pues de los mil 445 trabajadores del Sexto Circuito, pues de ellos 450, equivalente al 31.14 por ciento, trabajan igualmente con parientes. De 642 empleados que tiene el Poder Judicial federal en Oaxaca, 45 trabajan con algún familiar o pareja.

Por último, el estudio revela que 136 juzgadores tienen hermanos que trabajan en los juzgados y tribunales.