Internacional

Alcalde de Hamburgo, insatisfecho con seguridad en G20

Alcalde de Hamburgo, insatisfecho con seguridad en G20

Sobre todo las autoridades de la ciudad alemana están siendo blanco de los reproches por haber subestimado el potencial violento que emanaba de los manifestantes radicales.

Hay un número indeterminado de heridos y cientos de detenidos Nuevos disturbios cierran tres días de protestas rabiosas.

Después de que las imágenes de barricadas, coches ardiendo y batallas campales entre activistas antisistema y policías dieran la vuelta al mundo, el titular de Interior de Hamburgo, Andy Grote, admitió que pese a un año de preparativos se vio sorprendido por la brutalidad de las protestas, pero destacó que el objetivo de celebrar la cumbre con garantías " se ha logrado". "Como en un ambiente festivo arrojaron botellas a los agentes de policía, destruyeron tiendas y saquearon". El alcalde de Hamburgo, que tras la primera noche disturbios llamó a los violentos a "poner fin a sus acciones y retirarse", reconoció que en materia de seguridad las cosas no habían funcionado tal y como se había esperado. Agregó que la zona del Schanzenviertel -epicentro de los disturbios- hace tiempo que se ha convertido en "un espacio sin ley".

Las manifestaciones violentas contra la cumbre son "inaceptables", condenó la canciller alemana, Angela Merkel, en una comparecencia al término de las reuniones plenarias, y lamentó las agresiones sufridas por agentes policiales, señala el portal de información Infobae. El responsable del operativo policía durante el G20, Hartmut Dudde, precisó que el balance provisional de policías heridos desde el 22 de junio y hasta hoy asciende a 476, y agregó que se efectuaron 186 detenciones y 225 arrestos temporales, además de dictarse 27 órdenes de detención.

"Semejante nivel de violencia" en unas manifestaciones, en las que los manifestantes, en su mayoría anticapitalistas, han actuado "con desmesurada rabia destructora" contra policías, pero también contra la propiedad privada de los ciudadanos, "no se ha visto en Alemania en los últimos años", dijo.

El ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, ha solicitado ayuda a sus socios de la Unión Europea (UE) para investigar la violencia que sacudió Hamburgo durante la cumbre reciente del G20.