Deportes

Marin Cilic y Sam Querrey definen al primer finalista en Wimbledon

Marin Cilic y Sam Querrey definen al primer finalista en Wimbledon

Este año ganó el Abierto de Australia más otros dos Masters 1000 (en Indian Wells y Miami). Sus aceleraciones en el golpe de derecha y la solidez de su servicio marcaron la diferencia frente a la potencia del checo, finalista en Londres en 2010. El próximo domingo se tendrá que enfrentar por el título al ganador del siguiente partido, Roger Federer.

Esta vez el checo no plantó tanta batalla, aunque no se rindió en ningún momento y obligó a Federer a sudar para lograr su billete.

De igual manera, el hasta ahora sexto mejor del mundo escribió su nombre en los libros de historia de su país, tras convertirse en el segundo jugador de su nacionalidad en llegar a la final del certamen inglés, luego de que Goran Ivanisevic se coronara campeón de 2001.

Para Cilic será su segunda final del Grand Slam, tres años después de su título en Nueva York, donde venció a Federer en semifinales y luego al japonés Kei Nishikori en la final.

El viernes, en la pista central, Cilic hizo caer a un gigante de su misma altura (1,98 metros), imponiéndose en la 'batalla de los aces' (25 contra 13 de Querrey).

La menor de las Williams, de hecho, se ha alzado con 12 de sus 23 'majors' desde 2009, fecha en la que el último tenista (hombre) estadounidense, Andy Roddick, alcanzó las semifinales de un Grand Slam.

El primer set tuvo un nivel parejo para ambos tenistas. Ninguno siquiera tuvo un punto de quiebre en el primer set. "Después creo que yo fui mejor en el resto y le puse en más dificultades", sentenció.