Tecnología

NASA abre una vacante de empleo como protector del planeta

NASA abre una vacante de empleo como protector del planeta

Se trata de un puesto de trabajo con un contrato por tres años que podría extenderse a dos años más.

. En el mundo, más que una agencia espacial, además de la NASA (estados UNIDOS), también posee dicha oficina: la Agencia Espacial Europea (ESA). La NASA, por fin, deja en claro que el trabajo es secreto y sólo los ciudadanos estadounidenses pueden inscribirse entre los días 13 de julio y 14 de agosto.

El puesto paga entre $124,406 a $187,000 dólares al año y entre las prestaciones están trabajar rodeado de las personas más inteligentes del planeta, y salvar al mundo. Entre ellas, un viaje a la luna de nombre Europa, perteneciente a Júpiter.

¿Amenaza extraterrestre? Aviso de la Nasa buscando Protector de Protección Planetaria genera suspicacias. Quien lo ocupa tiene que hacerse cargo de proteger a otros planetas de organismos terrestres que puedan acarrearse durante misiones espaciales y que los contaminen, y también viceversa: impedir que componentes extraterrestres ingresen a nuestro planeta.

Encabezar la planeación y coordinación de actividades relacionadas con las necesidades de protección planetaria de la misión de la NASA.

Los reclutados recibirán el cargo de Oficial de Protección Planetaria y serán los responsables de liderar los esfuerzos de la Nasa para proteger el planeta.

Asesorar al Jefe, la Seguridad de Misiones Espaciales y otros funcionarios con respecto al mérito y las implicaciones de las decisiones programáticas que involucran riesgos a los objetivos de la protección planetaria.

Los candidatos deben tener “amplia experiencia en ingeniería” y deberá ser un experto en protección planetaria: “Esto incluye experiencia técnica demostrable en hacer de forma independiente juicios técnicamente sólidos y evaluaciones en situaciones considerablemente complejas”.

Asimismo debe tener un título avanzado en ciencias físicas, ingeniería o matemáticas, y habilidades demostradas en la diplomacia para discusiones multilaterales extremadamente difíciles y complejas.