Internacional

Remoción de Ortega restituye "orden jurídico" en Venezuela, dice nuevo fiscal

Remoción de Ortega restituye

Tarek William Saab, llegó a al Palacio Federal, acompañado de su esposa, Carla Di Martino.

El abogado Tarek William Saab juró hoy como fiscal general de Venezuela, horas después de que la plenipotenciaria Asamblea Constituyente destituyera a la titular del cargo, Luisa Ortega Díaz, una fuerte crítica del Gobierno.

Una vez conocida la decisión, la abogada de 59 años emitió un comunicado firmado como "Fiscal General de la República" en el que remarcaba que no reconoce las decisiones del Supremo, por estar compuesto por magistrados "ilegítimos" que ella misma impugnó por supuestas irregularidades en sus nombramientos.

Videgaray saluda retorno a su domicilio de Antonio Ledezma
México también se sumó a otros países latinoamericanos, Estados Unidos y la Unión Europea, en el desconocimiento de la Asamblea Constituyente.

El TSJ ordenó la inhabilitación de Ortega Díaz para el ejercicio de cualquier función pública, de acuerdo al artículo 380 del Código Orgánico Procesal Penal, así como enajenar y gravar bienes, congelamiento de sus cuentas y prohibición de salida del país.

En medio de este nombramiento, el Tribunal Superior de Justicia, decretó que: "el ministerio público fue declarado en emergencia y se ordena sus restructuración, para lo cual, fue designada una comisión especial". Asimismo, fue gobernador del estado Anzoátegui.

"Ante el inexorable vacío que existe allí en ese momento (...), propongo que sea removida de su cargo la señora Luisa Ortega Díaz, no suspendida". Durante sus primeras palabras ante la plenaria de la asamblea constituyente denunció que el Ministerio Público venezolano se convirtió "en una industria de imputar a mansalva" a los más pobres durante la gestión de Ortega y adelantó que revisará las últimas actuaciones de la Fiscalía. "Eso es hacer justicia, y hasta ahora hemos visto impunidad", dijo Saab. Desde entonces el chavismo gobernante ha cuestionado todas sus acciones y la ha acusado incluso de "insania mental" mientras que las decisiones que tomó antes contra los opositores parecen seguir siendo incuestionables.