Internacional

Transexuales demandan a Trump y al Pentágono ante la justicia

Transexuales demandan a Trump y al Pentágono ante la justicia

Cinco miembros transgénero del ejército estadounidense, incluidos veteranos de la guerra de Irak y Afganistán, demandaron al presidente Donald Trump este miércoles, desafiando la prohibición que les impuso el gobierno de ingresar a las filas de las fuerzas armadas.

En las demandas, interpuestas ante un tribunal federal, las mujeres -que integran la aviación, el servicio de guardacostas y el ejército- se refieren a la incertidumbre sobre su futuro, así como sobre la posibilidad de perder sus derechos post-militares (en especial el de retiro).

Las mujeres interpusieron la demanda por medio del Centro Nacional para Derechos de Lesbianas así como mediante la Alianza Gay y Lesbiana contra la Difamación, por lo que ninguna de las participantes en la querella informaron su identidad.

Un portavoz del Pentágono declinó hacer comentarios por tratarse de un litigio en curso.

Reconoce Conago heroica labor de las Fuerzas Armadas en todo el país
Ambos secretarios reiteraron que, con o sin marco legal, "siempre estaremos cerca de nuestra sociedad porque nos debemos a nuestra sociedad ".

Entre los acusados figuran el presidente, el secretario de Defensa, James Mattis, y otros altos cargos militares como el jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford.

El pasado 26 de julio, Trump anunció en su cuenta personal de Twitter que, desde ese día, el Gobierno de EU "no aceptará ni permitirá que individuos transgénero desempeñen ningún rol en el Ejército estadounidense".

"Los militares transgénero fueron tomados por sorpresa con este anuncio y tienen dificultades para entender lo que significa para su futuro y para sus familias", agregó. Alrededor de 15 mil transexuales se encuentran en el ejército de Estados Unidos.

Actualmente hay un aproximado de 6.000 personas transgénero en el Ejército de Estados Unidos, por lo que las organizaciones de la comunidad LGBT consideran este un gran golpe por parte del presidente Trump quien durante su campaña había anunciado que consultaría con generales el manejo de los problemas de "corrección política" que estaban afectando a los militares.