Internacional

EEUU usará fuerza "económica y diplomática" en Venezuela — Pence

EEUU usará fuerza

Varela, por su parte, manifestó su interés por que las empresas estadounidenses se presenten a más licitaciones públicas panameñas, y recalcó que Panamá es un país "con una democracia estable, que avanza en la rendición de cuentas y la transparencia, tanto en la Administración del Estado como en su sistema financiero".

Acompañado de su esposa, Karen Pence, fue recibido por el vicecanciller del país, Luis Miguel Hincapié, y el embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley, entre otros altos funcionarios.

Panamá y Estados Unidos firmaron un tratado de libre comercio en 2007, que entró en vigor en 2012 y que "ha beneficiado y creado oportunidades" para ambos naciones, según Pence.

De acuerdo a la agenda oficial, el vicepresidente Pence dará este jueves un discurso en el Canal interoceánico, construido y administrado durante casi 100 años, hasta que lo traspasó a Panamá en diciembre de 1999, por EE.UU, que además es su principal usuario.

Sin embargo, el vicepresidente estadounidense ha mostrado un tono más conciliador sobre la situación de Venezuela durante una gira por Latinoamérica que incluye a Colombia, Argentina, Chile y Panamá. En cifras, la vía transístmica vio pasar más de un millón de naves desde su fundación el 15 de agosto de 1914, de las cuales al menos unos dos millares lo hicieron por las nuevas esclusas para megabarcos; y desde que pasó a manos panameñas en 2000 hasta la fecha, el Tesoro Nacional recibió más de 13 mil millones de dólares.

Pence alabó asimismo el trabajo de Panamá en la lucha contra el narcotráfico y dijo que las autoridades panameñas decomisaron el año pasado 56 toneladas de cocaína, una cantidad superior a la incautada por el resto de países centroamericanos juntos. "Respetamos la solicitud de Estados Unidos, pero Chile mantiene relaciones".

La visita ocurre luego de que la semana pasada el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con una posible intervención militar en Venezuela, en una sorpresiva escalada en la respuesta de Washington a la crisis política del país sudamericano.

"Estados Unidos no se quedará ocioso mientras Venezuela se desmorona (.)".