Internacional

Lula apunta a 2018 y se lanza a recorrer nordeste brasileño

Lula apunta a 2018 y se lanza a recorrer nordeste brasileño

El izquierdista expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y el actual alcalde de Sao Paulo, el conservador Joao Doria, escenifican estos días un enfrentamiento verbal que podría ser la previa de las elecciones generales de 2018, en las que ambos podrían ser candidatos. "Ahora, con más experiencia y más organización, para entender las necesidades del pueblo", señaló Lula cuyos sondeos lo favorecen a pesar de que en julio pasado, el juez federal Sergio Moro lo condenó a nueve años y seis meses de prisión en suspenso por haber recibido un departamento tríplex en el balneario de Guarujá a cambio de su influencia para que la empresa OAS obtuviera negocios con Petrobras.

La primera etapa del "Proyecto Lula por Brasil" comenzará este jueves en Salvador, la capital del estado de Bahía, y concluirá el 5 de septiembre en Sao Luis, en el estado de Maranhao. Comienza la caravana "Lula por Brasil" En la gira, llamada "Caravana de la Esperanza" estaba previsto que Lula recibiera cuatro títulos de Doctor Honoris Causa: de la Universidad Federal del Recóncavo Bahiano, la Universidad Federal de Sergipe, la Universidad Estatal de Alagoas (Uneal) y la Universidad Federal de Paraíba. Lula inicia precampaña electoral en regiones brasileñas El proyecto Lula Por Brasil, ideado por el PT, pretende escrutar la realidad del país en el contexto de las grandes transformaciones legadas por los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff y también constatar el desmonte de los programas y políticas públicas de desarrollo e inclusión social acometido por el presidente de facto Michel Temer.

"En lugar de decir que va a utilizar armas, Trump debería proponer la creación del Grupo de Amigos de Venezuela, así como el que le propusimos a Chávez en enero de 2013 para resolver la crisis de Venezuela entonces, o hacer como la Unasur hizo en la crisis de Bolivia, en donde resolvió una crisis que parecía sin solución", afirmó el exmandatario brasileño.

El Partido de los Trabajadores, debilitado por la corrupción y la crisis económica, todavía no ha definido el nombre de su candidato para 2018, pero el exmandatario no esconde sus intenciones y ha reiterado en diversas ocasiones que está dispuesto a defender las siglas en los comicios. Negativa y temoresLula da Silva, que gobernó Brasil entre los años 2003 y 2010, negó los hechos que le imputa la Justicia y alegó en todo momento que existe una persecución política ante el temor de algunos sectores de que pueda postularse y volver a ocupar la Presidencia.