Internacional

Primera ministra de Reino Unido critica postura de Trump sobre Charlottesville

Primera ministra de Reino Unido critica postura de Trump sobre Charlottesville

"Gracias presidente Trump por su honestidad y coraje para decir la verdad sobre Charlottesville y condenar a los terroristas de izquierda", expresó.

También el veterano senador republicano John McCain rechazó poner en el mismo saco a neonazis y antifascistas, al subrayar que "no hay equivalencia moral entre racistas y estadounidenses que se ponen de pie para desafiar el odio y la intolerancia".

Ante la avalancha de preguntas, Trump justificó su primera declaración. "Observé atentamente, mucho más atentamente que la mayoría de la gente. Nadie quiere decirlo", afirmó. "Tienen un problema? Yo pienso que sí", lanzó. La supremacía blanca es repugnante.

"No veo equivalencia entre quienes proponen puntos de vista fascistas y quienes se les oponen", dijo Theresa May a la prensa británica.

Además, recordó que el Reino Unido ya ha tomado medidas para prohibir la existencia de grupos de extrema derecha.

Como dirían los adolescentes hoy en día " ne...te... pasaste...!", así mismo es un precio caro que está pagando el presidente, Donald Trump en los Estados Unidos, desde que ganó las elecciones presidenciales el magnate republicano al llevar su campaña caracterizada con tonos de racismo no solamente a mujeres, sino a clases étnicas. El presidente del Congreso y tercera autoridad del país, Paul Ryan, criticó la "ambigüedad moral" en este conflicto.

En un ríspido encuentro con medios de comunicación, Trump dijo que no hizo nada malo el sábado cuando negó condenar a los grupos nazis y supremacistas blancos, pues le gusta conocer los hechos antes de realizar alguna declaración. Su discriminación va en contra de todo lo que este país representa. No puede haber lugar en EE.

En esa misma línea, el presidente del principal sindicato estadounidense AFL-CIO anunció su renuncia como consejero de Donald Trump, siguiendo el ejemplo de varios empresarios, como señal de protesta por la respuesta del mandatario a los disturbios de Charlottesville (Virginia, noreste).

"No podemos sentarnos en un consejo con un Presidente que tolera el sectarismo y el terrorismo nacional", señaló Richard Trumka, que formaba parte de los consejeros en temas industriales.