Espectáculos

Fernanda Vives reveló el calvario que vivió con "la Tota"

Fernanda Vives reveló el calvario que vivió con

"Las cosas empezaron a los pocos meses de salir, cuando él hacía La Bailanta en Canal 9, él me estaba matando a trompadas en un camarín y me acuerdo que entró un productor y nos pidió que bajáramos la voz", contó y agregó que las peleas podían empezar por cualquier cosa, y que al principio sucedían de vez en cuando, hasta que se volvieron constantes. Y este miércoles, durante su visita a Intrusos, la ex vedette se explayó sobre la triste situación que la llevó a realizar esa convocatoria: acusa a Santillán de haberla golpeado en los ocho años que fueron novios. Y hoy tengo, gracias a Dios, dos hermosos hijos, a los que me costó mucho tenerlos.

Fernanda Vives reapareció en "Intrusos" y dijo que fue víctima de violencia de género durante los años que vivieron juntos, que la causa ya está en la justicia y que hay muchos testigos que pueden corroborar los golpes que la Tota le daba delante de cualquiera sin cuidarse del que dirán. "Esta está en la causa judicial", remarcó Rial. "Cuando ella despertó le dijeron que no tenía más el bebé", aseguró Rial, dejando entrever que en realidad en el lugar donde la había llevado su pareja de entonces le habían practicado un aborto.

Doloroso Relato "Estaba de 10 semanas cuando me pegó".

Casada con el futbolista Sebastián Cobelli, con quien tiene dos hijos, Fernanda Vives recuerda aquel momento de oscuridad y agradece a la vida el hecho de haber podido "salir de esa relación". En ese entonces no era como hoy, que cualquiera reaccionaría de otra manera. No se desataban por exceso de drogas, alcohol, celos o algo puntual, sino que, según Fernanda, Santillán era "naturalmente violento". "Quiero que responda a todas estas cosas en la Justicia". "Marcela Baños estaba en el camarín de al lado y ella presenció todo". Me lo decía todo el tiempo: "que si yo me hacía la linda y lo dejaba, ya no iba a ser más linda porque me iba a tirar aceite y me iba a cagar la cara".

Pero un día tomó valor y se fue, pero eso no hizo que su infierno terminase. "Me tenía amenazada con que me iba a pasar lo de esa chica que le tiraron aceite en la cara. Un día me dijo: 'Si te hacés la linda y me dejás, te quemo la cara y nunca más vas a ser linda'", aseguró.