Internacional

Un balance de 12 muertos dejó el huracán Irma por Florida

Un balance de 12 muertos dejó el huracán Irma por Florida

Irma, que en su paso por el Caribe dejó una treintena de muertos y llegó a registrar vientos de hasta 295 kilómetros por hora que lo convirtieron en un poderoso huracán de categoría 5, ya se había degradado esta mañana a tormenta tropical. Otros tres murieron en Florida por accidentes de tráfico causados por la tormenta al que se le suma otro que murió en Giorgia.

En el Caribe, los residentes trataban de retornar a la normalidad pese a los enormes daños de infraestructura, mientras Estados Unidos, Francia, Holanda y Reino Unido buscaban ayudar a sus territorios de ultramar, gravemente afectados. Pero los habitantes y dueños de negocios de Cayo Largo, Tavernier e Islamorada, los más cercanos al continente, pudieron regresar el martes para empezar a evaluar los daños.

En el extremo sur de Florida el panorama era muy distinto. Las comunicaciones y vías de acceso estaban cortadas y las autoridades sólo ofrecieron vagas estimaciones de impacto. Tras sobrevolar el área, el gobernador Rick Scott mencionó que la zona había quedado "devastada" y los parques de casas rodantes destruidos.

Cabe destacar que el miércoles, se espera que la tormenta se ubique a 75 millas al noreste de Montgomery, con vientos sostenidos de 40 mph en dirección noroeste a 15 mph; además de que llegará a Jackson, como una depresión tropical con vientos sostenidos a 25 mph.

Irma azotó a Florida unas dos semanas después de que el huracán Harvey afectó a Houston, con un saldo de unos 60 muertos y daños por 180 mil millones de dólares, mayormente por inundaciones.

Los Cayos de Florida, donde durante la madrugada del pasado domingo el huracán Irma tocó tierra con vientos de más de 124 millas por hora (200 km/h), vive una "crisis humanitaria", según afirmó el departamento de Emergencias del condado de Monroe, al que pertenece.

Miami, la mayor ciudad estadounidense en la trayectoria de Irma, amaneció este lunes con ramas, escombros y letreros de sus calles, especialmente en el centro y en el distrito financiero de Brickell, cuyo paseo costero fue tragado por las aguas.