Salud

Sacerdote reconoce paternidad de dos hijos

Sacerdote reconoce paternidad de dos hijos

Turrión era el rector del Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Eclesiae, una residencia para seminaristas diocesanos que estudian en universidades eclesiáticas en Roma.

Turrión pidió permiso para vivir fuera de la comunidad un tiempo mientras reflexionaba y oraba, con la restricción de no ejercer el ministerio sacerdotal en público.

Según la agencia Reuters, la organización Legionarios de Cristo se enteró de esta situación el pasado mes de marzo, cuando el padre español Óscar Turrión les anunció que tenía una hija recién nacida.

Comprensiblemente, como lo reconoció la misma Orden de los Legionarios, el nuevo escándalo provocará irremediablemente un "fuerte impacto negativo" no sólo entre los seminaristas, sino también entre los fieles, corriendo el riesgo de mermar considerablemente la larga y difícil obra de restauración de la Legión, sobre todo si se considera el rol de formador, y sucesivamente de rector, del padre Turrión.

Los Legionarios de Cristo, una orden católica que cayó en desgracia tras descubrirse que su fundador era un abusador sexual con una familia secreta, se vieron sacudidos por un nuevo escándalo, tras revelarse que el rector de su seminario en Roma tiene dos hijos. "Nos produce profunda tristeza que la historia reciente de nuestra congregación haya sido causa de enfriamiento espiritual para algunos".

El sacerdote explicó que se enamoró de una mujer durante un momento de inestabilidad en la orden religiosa. Debido a ciertos hechos en la Congregación de los Legionarios de Cristo y a otros muchos en la Iglesia fui perdiendo lastre y me fui desilusionando, y en un discernimiento sopesado y tranquilo busqué lo que más convenía a mi vida. "De esa relación nació primero un hijo y hace unos meses una hija", relató el religioso. Aseguró que su enamoramiento ocurrió hace años y que en ese entonces tuvo un hijo y recientemente una hija.

En una carta publicada por la orden el sábado, el rector de su seminario diocesano en Roma, el reverendo Óscar Turrión, admitió haber tenido dos hijos y dijo que dejaba los hábitos. Les pido perdón por hacerlas ahora a ellas conocedoras de mis miserias y caídas.