Deportes

Boston sigue con vida en serie divisional; vence 10-3 a Houston

Boston sigue con vida en serie divisional; vence 10-3 a Houston

Los Medias Rojas de Boston están de regreso en la Serie Divisional de la Liga Americana al ldesatar una ofensiva de 15 hits para derrotar a los Astros de Houston por 10 carreras a 3.

Boston se acercó a 2-1 en esta Serie Divisional, que es a ganar tres de cinco partidos, por lo que este lunes tendrá la gran oportunidad de empatar este duelo y obligar al quinto y definitivo, que sería el próximo miércoles 11, pero en casa de Astros.

Después de que los Medias Rojas perdieron los dos primeros encuentros, Ramírez arengó a la multitud en el Fenway Park, al agitar una bandera con el mensaje "Crean en Boston", durante la presentación de los peloteros, previa al tercer partido.

El dominicano, ligó de 4-4 como bateador designado, con tres impulsadas y dos anotadas.

Pero el tolete de Devers (1) fue clave, ya que lo hizo explotar conectando jonrón clave, que rompió un empate en la pizarra para conseguir la ventaja que los Meias Rojas no volverían a perder.

Al final Ramírez se vistió de héroe y bateó perfecto con 4 de 4 para terminar con tres remolcadas, al igual que su compatriota Rafael Devers quien se fue de 3-2.

Seis muertos y 11 heridos deja alud de tierra
Tras reportarse el hecho, tanto los fallecidos como los heridos fueron retirados del lugar por los propios vecinos del lugar y otros mineros.

Doug Fister lanzó 1.1 entradas por Boston para 4 hits con tres carreras, una base y un ponche.

Aunque los Astros no pudieron completar la barrida, el venezolano José Altuve siguió encendido y volvió a destacar al irse de 4-3 y elevar su promedio en la serie a.727 en la que ya suma cuatro carreras impulsadas.

En el trabajo sobre la lomita, la victoria se la acreditó el relevo Joe Kelly (1-0) en labor de una entrada y dos tercios, permitiendo dos imparables.

Por Houston, el cañonero puertorriqueño Carlos Correa (2) se destapó con otro vuelacercas, sin embargo, este esfuerzo sirvió de poco para Astros.

En un juego de eliminación es cuando los equipos esperan que sus caballos saquen la clase y eso fue exactamente lo que sucedió en el Fenway Park de Boston.