Financiera

Casa Blanca pide 5.000 millones de dólares para Puerto Rico

Casa Blanca pide 5.000 millones de dólares para Puerto Rico

La medida suplementaria, añade fondos al presupuesto federal vigente destinando 13.700 millones de dólares para volver a abastecer el fondo de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) la Casa Blanca había solicitado al Congreso la aprobación de 12.770 millones de dólares para FEMA, "en la Cámara añadimos por el Congreso en la pieza legislativa un billón de dólares más a esa partida", indicó González Colón.

A diferencia del fondo para atender desastres de FEMA, el programa de préstamos para comunidades permite que el dinero vaya directamente a gobiernos locales.

Bajo el plan del Ejecutivo, el 97% de los $4,900 millones - o cerca de $4,750 millones-, pudieran estar disponibles para los gobiernos de Puerto Rico, incluido el gobierno central, sostuvo Mercader. Agradecemos este primer paso de la Casa Blanca.

Un análisis del Servicio de Investigaciones del Congreso (CRS) indica que el programa DCL ha tenido un porcentaje de condonación de deuda que en 2012 rondaba el 94%.

Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico.

La resolución incluirá, además, lenguaje que impulsa mantener el nivel de apoyo del Pentágono en Puerto Rico mientras sea necesario.

A su vez, .se incluyen 16.000 millones para el seguro por inundaciones, entre otros fondos como 500 millones para respuesta a los fuegos en California.

El préstamo de $4,900 millones permitiría al gobierno tener liquidez hasta por lo menos finales de año, según la comisionada González. El dinero será entregado a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico, informó el portal Hoy Los Ángeles.

La AEE es una entidad autónoma del Gobierno de Puerto Rico que produce y distribuye electricidad a más de 1,5 millones de clientes.

Puerto Rico ya sufría de una larga recesión y el gobierno estaba repleto de problemas fiscales antes de que María azotara a la isla.

Los planes del liderato del Congreso son proponer a finales de año - cuando pueden estar enfrascados en un debate sobre un ómnibus presupuestario y el tope de la deuda pública federal-, otra asignación de fondos de emergencia para lidiar con las reclamaciones sobre los daños causados por los huracanes Harvey, Irma y María, además de los incendios forestales en el oeste de Estados Unidos.